Estas son las dietas que debes evitar este 2020, según los expertos

Los milagros no existen y las dietas que nos 'venden' proclamando resultados increíbles no son el camino para conseguir tu objetivo. Aun sabiéndolo, cada año surgen más y más propuestas que aseguran una notable pérdida de peso en tiempo récord y muchas las mujeres que caemos nuevamente en la promesa. Una dieta saludable pasa por una "pérdida de peso paulatina, no superior a los 1,5 kg por semana y los 6 kg al mes, con todos los grupos de alimentos y restringiendo las cantidades", recuerdan desde  el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), quienes acaban de lanzar un ránking que recoge, precisamente, aquellas dietas que debemos evitar. Agresivas, restrictivas, insostenibles a largo plazo y con efecto rebote. ¡Toma nota!

Dieta del vinagre

Miranda Kerr o Victoria Beckham la han hecho viral, como también el fallecimiento de una joven británica. Se sustenta en un estudio japonés de hace 10 años que atribuye la pérdida de peso al efecto del ácido acético del vinagre sobre el metabolismo de los lípidos. "Los resultados demostraron que con la ingesta diaria de 30 ml de vinagre de manzana se podían perder unos 150 gramos por semana, una cantidad insignificante y muy alejada de esos cinco kilos menos en tres días augurados por algunos seguidores de esta práctica", advierte la nutricionista Carmen Escalada. Además, asegura que combinar ayunos descontrolados con ingestas mínimas y vinagre a diario puede comprometer nuestra salud y agravar enfermedades ocultas o sin detectar como, por ejemplo, diabetes, úlcera, gastritis u osteoporosis.

Dieta del polvito

Hasta cuatro kilos en una semana llegan a prometer con este tipo de dietas suplementadas, en las que se sustituyen los alimentos reales por polvos, que por otro lado, no son poco calóricos, comentan los expertos de IMEO. Son regímenes sujetos a productos caros, muy difíciles de seguir y con un relevante efecto rebote. Es, por ejemplo, el tipo de dieta que siguió Carlota Corredera para su notable cambio de imagen. "Antes, los suplementos proteicos habituales en este tipo de dietas se podían adquirir sólo bajo prescripción de un endocrino o nutricionista; ahora se pueden comprar sin receta en tiendas a pie de calle y online", apunta Andrea Marqués. Tomarlos sin supervisión puede acarrear graves consecuencias para la salud.

VER GALERÍA

dieta-keto

Dieta keto

Kim kardashian es una de las más populares seguidoras de esta rutina de alimentación, que habla de una pérdida de hasta 12 kg en un mes. Es una de las más buscadas en la Red en los últimos tiempos pero también una tendencia que puede ser perjudicial. Se basa en la cetosis, cuyo objetivo es tirar de lo acumulado para aportar la energía que el cuerpo necesita. Estefanía Ramo, nutricionista y dietista del IMEO, lo explica así: "Cuando limitamos al máximo la cantidad de hidratos de carbono, nuestro glucógeno o reserva energética disminuye, obligando al cuerpo a tirar de las reservas de grasa y así bajar de peso". Centra el consumo en otros grupos como las proteínas y no se puede hacer sin un proceso de reincorporación riguroso de los hidratos. Provoca síntomas como dolor de cabeza, decaimiento o fuerte sudoración.

La dieta del 'influencer' sin titulación

Así han englobado a todos esos consejos, recetas y rutinas que prodigan rostros influyentes de las redes sociales que, por otro lado, carecen de formación y competencia para hacerlo. Tal y como advierten los expertos, ni los productos naturales y adelgazantes que recomiendan son tan saludables ni los beneficios que anuncian son demostrados. ¿Qué hacer? Asegurarnos de que se cuenta con número de colegiado, que la dieta sea personalizada (con al menos primeras consultas presenciales) y que no se trate de pura venta de productos que no han pasado los controles sanitarios pertinentes.

Dieta paleo

Otra de las dietas que más han dado que hablar en los últimos tiempos. Basada en lo que un cavernícola comía en el periodo Paleolítico, promete la pérdida de hasta 3 kg de grasa en 10 días. "Al ser una dieta con exceso de proteínas, puede doblar la cantidad recomendada de grasas saturadas, aumentar los niveles de colesterol 'malo' y afectar al funcionamiento del hígado o riñón. Puede acarrear déficit de calcio, vitaminas B y D", explican. En ella se prioriza el consumo de carnes magras, pescado, huevos, lácteos orgánicos, frutas, vegetales, frutos secos o semillas y se excluye el grano. Sin embargo, tal y como puntualiza la nutricionista clínica y deportiva Inmaculada Luengo, "con un seguimiento profesional, esta dieta podría funcionar a deportistas o a personas que buscan mejorar su rendimiento físico y muscular".

Lee: ¿En qué consiste el entrenamiento 'paleo'?