Dieta HIIT: la cerveza no afecta a la grasa corporal

Según un estudio, la ingesta de cerveza o su equivalente en alcohol, durante el ejercicio de alta intensidad, no afecta a la distribución de la grasa corporal

La alimentación influye directamente en el rendimiento del deportista, por eso las personas que practican ejercicio de manera habitual deben contar con una estrategia nutricional. (Foto: Getty)

El estudio, publicado en la revista Nutrients, concluye que el consumo moderado de cerveza es compatible con el deporte, ya que los beneficios obtenidos con la práctica de ejercicio físico en ningún caso se ven mermados por la ingesta mesurada de alcohol.

Así lo afirma el informe ‘BEER-HIIT: Beer of Ethanol Effects on the Body Composition Response to High-Intensity Interval Training’, del profesor Manuel Castillo, catedrático de Fisiología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y coordinador del estudio.

Se trata del primer trabajo científico que investiga la influencia del consumo moderado de cerveza en la respuesta psico-fisiológica a un programa de entrenamiento de alta intensidad (HIIT).

“Los efectos positivos del ejercicio no se ven influenciados por la ingesta de cerveza, o su equivalente en alcohol, en cantidades moderadas. Además, la ingesta de cerveza o su equivalente en alcohol, durante el ejercicio, no afecta a la distribución de la grasa corporal”, explica Cristina Molina-Hidalgo, investigadora del departamento de Fisiología Médica en la Facultad de Medicina (Universidad de Granada).

Parcialmente financiado parcialmente por los productores (la investigación contó con una subvención del Centro de Información Cerveza y Salud-CICS), los resultados obtenidos muestran “que un programa HIIT de 10 semanas no cambia el peso pero mejora significativamente la composición corporal al disminuir la masa grasa y aumentar la masa magra en adultos sanos”, añade la investigadora.

Estas conclusiones se han compartido durante la celebración de una jornada organizada por el Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) y celebrada en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada que ha reunido a profesionales del deporte y la nutrición para debatir sobre la alimentación y el estilo de vida del deportista.

¿Tengo que cambiar la dieta si entreno?

Los deportistas deben sincronizar nutrición y entrenamiento para mejorar sus resultados, ya que solo a través de una correcta alimentación se garantiza el buen funcionamiento de todas las funciones metabólicas”, ha explicado el doctor Jesús Bernardo, médico especialista en Nutrición Deportiva y fundador y director de la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo (UNAM) durante la conferencia ‘Nutrición, Deporte y Estilo de Vida del deportista’.

Además de analizar la relación entre la dieta y el ejercicio físico, sobre todo con respecto a la obtención de resultados, los expertos han señalado la importancia de la hidratación en el rendimiento deportivo como parte de un estilo de vida activo.

Y es en este contexto en el que han explicado el papel del consumo moderado de cerveza en la recuperación tras la práctica de actividad física, o los efectos de la ingesta moderada de cerveza en personas que se someten a un entrenamiento de alta intensidad (HIIT).

Así es la dieta que debes seguir

Una de las estrategias recomendadas por el Dr. Bernardo, ha sido planificar la alimentación previa a la competición.

  • Los días anteriores recomienda tomar hidratos de carbono que aporten la cantidad óptima de glucógeno y aumenten la capacidad de resistencia.

  • También ha aconsejado evitar comidas ricas en proteínas o grasas porque requieren más energía para digerirlas y dificultan el vaciado gástrico.

  • Para los aficionados que practican deporte semanalmente ha sugerido tomar alimentos ricos en hidratos.

Sin embargo, el Dr. Bernardo ha recordado que la importancia reside en ordenar la ingesta de alimentos y no restringirlos, por lo que, si los hidratos de carbono son recomendables antes de practicar deporte para aumentar la resistencia, bebidas con alto contenido en agua y sin contenido alcohólico como la cerveza, sin alcohol, tienen cabida tras el ejercicio para recuperarse del esfuerzo realizado”.

Qué tomar para recuperarse antes

Por otro lado, los expertos han remarcado la importancia de la rehidratación post entrenamiento para conseguir una adecuada recuperación de las pérdidas que se hayan producido durante el ejercicio. Entre ellas destaca el agua y las sales minerales que se pueden perder por el sudor en cantidades importantes.

“Es muy importante recuperar esas pérdidas por el efecto de reposición que tiene y porque determina una correcta regeneración de las estructuras dañadas, lo que mejora el rendimiento y previene lesiones”, matiza Molina-Hidalgo.

Además del agua, a raíz de las conclusiones del estudio “Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas”, la investigadora explica que “la cerveza, tan habitualmente consumida, podría ser una opción para reponer las pérdidas hidro-minerales que se producen con el sudor y facilitar la recuperación gracias a las características organolépticas y los sustratos metabólicos que aporta esta bebida como son los antioxidantes, vitaminas del grupo B y aminoácidos”.

Por tanto, el consumo moderado de cerveza (entre una y dos cañas al día para las mujeres y entre dos y tres para los hombres) podría favorecer la rehidratación sin afectar al rendimiento deportivo.

La evidencia científica derivada de esta investigación demuestra que la mejora en la composición corporal que ocasiona esta forma de entrenamiento y que se caracteriza por un descenso de la cantidad de grasa y un aumento de la cantidad de músculo, no se ve influenciada por la ingesta habitual de cerveza. Tampoco se ha observado que dicha ingesta favorezca la distribución de la grasa en la zona visceral o el área abdominal, la popularmente conocida como ‘barriga cervecera’.

No obstante, los expertos subrayan la necesidad de ser prudentes con el consumo de alcohol, no excederse de lo que es una cantidad moderada y si la preferencia es la ingesta de cerveza “la posibilidad que nos brinda esta bebida de consumirla también sin alcohol, siendo esta opción un tipo de bebida particularmente interesante desde el punto de vista nutricional cuando se practican ejercicios altamente demandantes”.

Más historias que pueden interesarte:

3 meteduras de pata al tomar cerveza, la bebida saludable (con o sin alcohol)

Ya puedes brindar a gusto: la cerveza sube de categoría y pasa de bebida saludable a ‘alimento funcional’

Eating jet lag: comer a deshora nos predispone a engordar

5 alimentos para mejorar la salud cerebral y la longevidad