Diego Luna aboga por la cultura para recomponer el tejido social en México

El actor mexicano Diego Luna, durante su participación hoy martes en el marco de la 33 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) en Jalisco. EFE/Francisco Guasco

Guadalajara (México), 3 dic (EFE).- El actor y productor mexicano Diego Luna dijo este martes que acercar la cultura a la ciudadanía es una forma de fortalecer la identidad y recomponer el tejido social que se ha roto en México debido a los altos índices de violencia.

"El acceso a la cultura es lo que nos permite entender nuestra riqueza y entendernos en nuestro contexto, y la cultura también es indispensable para recomponer el tejido social. Estamos en un país en el que nos urge encontrarnos con el prójimo y la cultura es una herramienta para lograr eso", señaló.

En un diálogo sobre políticas culturales en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara (oeste de México), que se desarrolla hasta el 8 de diciembre, el actor consideró que "la verdadera pobreza radica en el vacío cultural".

El mexicano sostuvo que el modelo de acceso a la cultura en México debe considerar la diversidad cultural del país, "la ignorancia e indiferencia cultural" de una parte de los mexicanos, y lo que representa tener la frontera norte con un país de primer mundo.

Recordó que cuando era niño tuvo acceso a espectáculos a bajo costo, así como a teatro y conciertos en las calles, que lo formaron como espectador, pero también lo animaron a dedicarse al arte.

Luna apeló a la participación ciudadana para abrir espacios culturales y mantener los que ya existen, y comparó la pérdida de lugares dedicados a las artes con los asesinatos de periodistas en México, pues en ambos casos se pierden voces importantes para la democracia en el país.

"Cuando un periodista es asesinado no se mata solo a una persona; se mata un punto de encuentro, miles de historias que estos cuentan. Con la cultura pasa lo mismo. El arte nos recuerda que no estamos solos y cuando se cierra un espacio, cuando se queda vacía una butaca, se mueren muchas voces y muchas conciencias, y sí creo que en eso estamos ante un caso alarmante en este país", concluyó.

Entre el 30 de noviembre y el 8 de diciembre, la FIL acoge en Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco, a cerca de 800 escritores provenientes de 37 países y más de 2.000 editoriales, además una destacada delegación de la India y cerca de 800.000 visitantes.