Diccionario de una guerra: los dardos más envenenados de la batalla interna del PP

·6 min de lectura
Teodoro García Egea y Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Teodoro García Egea y Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El diccionario de la RAE define “insultar” como “ofender a alguien provocándolo e irritándolo con palabras o acciones”; “dardo” como un “dicho satírico o agresivo y molesto”; y “crítica” como un “ataque verbal o comentario negativo”.

Quizás algunas de estas tres definiciones sirva para lo que se están lanzando entre sí los miembros del PP en su guerra interna desde que Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, anunciase que quiere presidir el PP madrileño.

La guerra estalló en septiembre y todavía hoy, casi tres meses después, continúa. De hecho, los disparos suenan cada vez más fuertes y más seguidos.

Ya no son filtraciones a los medios, como sucedía al principio, ahora son ataques en público, a través de declaraciones a los medios de comunicación e incluso con indirectas en los actos del PP.

Los adjetivos de Cayetana

Sin duda, la que más artillería ha disparado en esta contienda ha sido la todavía diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, quien fuera portavoz parlamentaria del partido, defenestrada por su líder, Pablo Casado.

Ha sacado libro como quien saca una escopeta y, página a página, se ha puesto a disparar contra la dirección del partido, en especial, contra su secretario general, Teodoro García Egea. Pero también hacia el propio Casado.

Sobre García Egea:

- “Sonrisa Profident y puñal”.

- “Empeño obsesivo por un dominio despótico”.

- “La coba al jefe”.

- “Ambición infantil y desmesurada”.

- “Exigencia de adhesiones perrunas”.

- “Valido con aspiraciones”

- “Culpable de la subcultura del peloteo”

- “Falsa lealtad basada en el terror”

- “Matonismo”

- “Agresivo”

- “Irracional”

- “Sumisión a través de una acción testosterónica”

Sobre Pablo Casado:

- “Bienqueda”

- “Veleta”

- “Camaleón emocional”

- “Calimero victimista”

- “Wishful thinker”

- “Por agradar, muere”

- “Tiene miedo”

- “Adapta su posición a la de sus interlocutores”

- “A cada viraje se deja jirones de credibilidad”

Álvarez de Toledo también tiene para algunos presidentes autonómicos, como Feijóo, Moreno y Fernández Mañueco, a los que tilda de “blandos”; e incluso para una compañera diputada, Isabel Borrego, a la que califica de “espía de la Stasi”.

Espe, contigo empezó todo

Pero en realidad quien empezó la batalla de palabras gruesas fue una veterana de guerra: Esperanza Aguirre.

Y lo hizo bien prontito, el pasado 13 de septiembre, en la portada de El Mundo, donde tildó de “niñatos que intoxican” a los responsables del PP.

Todo porque, tal y como ella misma explicó en un programa de televisión horas después, había leído por la prensa que fuentes de Génova aseguraban que su etapa presidiendo el PP de Madrid había sido “muy mala para el partido”.

A leerlo, Aguirre amenazó a Casado con contestar si no rectificaban. El presidente del PP, según el relato de Aguirre, envió a García Egea a sofocar el enfado de la expresidenta madrileña. Con un vino por delante en casa de Aguirre y durante dos horas, ambos discutieron “de todo”.

El resultado de aquella conversación fue la portada con la que se despertó el PP el día 13 y el recado que le dejó Aguirre a García Egea 24 horas después: “Ojalá, cuando lleve los años que llevo yo en política, pueda tener la conciencia tan limpia como yo”.

Las palabras de Aguirre fueron contestadas en su momento por José Luis Martínez-Almeida, portavoz nacional del PP, y por el propio García Egea.

El también alcalde de Madrid ironizó sobre lo que había dicho Aguirre afirmando que “ojalá, a mí me encantaría ser un niñato”. “Pero con 46 años lo tengo complicado. Supongo que irá por alguien más joven, no sé por quién irá”, agregó.

García Egea, por su parte, contestó afirmando que Aguirre “debe de venir poco por aquí”, en referencia a la sede del PP. “Yo la invitaré pronto para que vea que aquí hay gente trabajando”, añadió.

Ayuso, más sutil

Haberlos, haylos, pero los ‘dardos’ de la presidenta madrileña son más sutiles y con ellos busca dejar claro que ella lo de la libertad lo lleva a gala y hasta el final.

El último, el que ha soltado en el Congreso del PP andaluz, en forma de ‘consejo’ al presidente de la Junta, Juanma Moreno, a quien le instó a “volar libre” y “tomar sus propias decisiones”. “Aquí solo se desgasta quien se comporta como una marioneta, quien no es valiente y quien no tiene las ideas claras y un rumbo fijo”, agregó.

Ya lo dijo en El Hormiguero: “Ir de verso suelto en realidad es ser desleal y no es mi caso, pero soy una mujer libre, independiente, nunca voy a hacer nada que sepa que va a pesar en mi conciencia, nunca dejaré de dar las batallas, ni por comodidad”.

Y así, con todo.

¿Que a la dirección del PP le molesta que se presente a presidir el partido en Madrid? Ella responde con un “lo que quiero es normalidad, como hacen el resto de presidentes autonómicos” o el más directo “soy mujer y puedo hacer dos cosas a la vez”.

¿Que hay desavenencias sobre la fecha del Congreso de Madrid? Ayuso repite una y otra vez que quiere que sea “cuanto antes”.

¿Que hay lío sobre cuál debe de ser el formato para la elección del líder del PP de Madrid? Ayuso asegura que “ir a las urnas nos hace más libres” y que “a mí la urna me da mucha más libertad que los despachos”.

Y si la dirección del PP filtra cosas contra ella, no hay nada como un buen ‘block’ en WhatsApp y salir en apoyo de Álvarez de Toledo. Dos en uno.

Las respuestas de Génova

Las hay para todos los gustos y por niveles de responsabilidad. El presidente, Pablo Casado, guarda un prudente silencio y anima a la “unidad” del partido.

También lo hace García Egea, aunque este sábado no se ha podido contener y ha respondido, veladamente, al ‘consejo’ de Ayuso a Moreno Bonilla:

“Porque Juanma, tú eres y has sido siempre una persona libre y has puesto Andalucía por encima del PP y tienes que seguir haciéndolo y por eso representas al PP mejor que nadie. Y por eso no tenemos que venir de fuera ninguno a decirte lo que tienes o no tienes que hacer”.

Sobre las declaraciones de Álvarez de Toledo, también ha mostrado en las últimas horas su descontento aunque, como con Ayuso, sin referirse a ellas. “Me parecen lo mismo que a usted”, contestó a una periodista que le preguntó por ellas.

La número tres del PP, Ana Beltrán, vicesecretaria de Organización, no se anduvo con medias tintas y se mostró mucho más directa y concreta sobre Álvarez de Toledo.

En una entrevista en Telemadrid, Beltrán se preguntó “cómo sigue Álvarez de Toledo en su escaño” si está tan “quejosa” del partido. “Es algo incomprensible. En esta vida hay que tener coherencia y valentía y yo no se la presumo. Quien está aquí que no diga que es por intereses de libertad. Para mí, es por intereses bastante más mundanos”, agregó.

También aseguró Beltrán que le parecía “vil”, “querellable” y “una barbaridad” que la todavía diputada del PP dijera que la dirección del partido ha filtrado “material incriminatorio” contra Ayuso. “No todo vale”, añadió Beltrán.

Otro miembro de la Ejecutiva del PP, Pablo Montesinos, vicesecretario de Comunicación, también ha instado a Álvarez de Toledo a “dar un paso atrás” y dejar su escaño si ya no le “ilusiona” el proyecto de Casado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente