El diálogo sobre las nuevas ayudas en EEUU no sale del estancamiento

Por Richard Cowan
·2 min de lectura
Imagen de archivo de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el líder de minoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, hablando con periodistas en el Capitolio en Washington
Imagen de archivo de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el líder de minoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, hablando con periodistas en el Capitolio en Washington

Por Richard Cowan

WASHINGTON, 7 ago (Reuters) - Los demócratas en el Congreso ofrecieron reducir su propuesta para un paquete de ayuda por el coronavirus en 1 billón de dólares si los republicanos agregaban un billón de dólares a su contraoferta, pero esto fue rechazado por los negociadores del presidente Donald Trump el viernes, cuando otra ronda de conversaciones terminó sin un acuerdo.

"Fue una reunión decepcionante", dijo a periodistas el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer. "Les estamos pidiendo nuevamente que sean justos, que busquen con nosotros puntos en común".

Después de casi dos semanas en las que no se han logrado avances sustanciales, Trump ha amenazado con retirar a sus negociadores y promulgar decretos para abordar las repercusiones humanas y económicas de una crisis que ha dejado más de 160.000 estadounidenses muertos y a decenas de millones sin trabajo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que ofrecieron buscar con los republicanos un punto medio entre la propuesta de los demócratas de 3 billones de dólares y la oferta oficialista de 1 billón, pero esto fue descartado por los negociadores de la Casa Blanca.

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo que los mayores obstáculos son el financiamiento para los gobiernos estatales y locales y una extensión de los subsidios por desempleo mejorados, un salvavidas clave para las decenas de millones que han perdido sus empleos en esta crisis.

No está claro cuánto podría hacer el presidente Trump mediante decretos. En una conferencia de prensa, Schumer dijo que el presidente no podía ordenar que se gastara ningún dinero nuevo, ya que esa es facultad del Congreso.

Schumer culpó en parte de la falta de progresos a 20 republicanos en el Senado muy influenciados por el conservador Tea Party: "No quieren gastar los dólares necesarios para ayudar a sacar a Estados Unidos de este lío. La ideología los ciega".

Varios alcaldes pidieron ayuda el viernes, diciendo que las fuertes caídas de los ingresos fiscales y los mayores costos de los equipos de protección personal y suministros de limpieza hacen que su situación financiera sea cada vez más grave.

"El dolor en nuestras ciudades es intenso y está creciendo, y el Senado, la Casa Blanca y el Congreso deben seguir negociando para sellar este paquete de ayuda", dijo el alcalde de Louisville, Greg Fisher.

(información adicional de Susan Heavey, Lisa Lambert y David Morgan; Escrito por Susan Cornwell; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Rodrigo Charme)