La victoria “agridulce” tras recuperar los terrenos expropiados durante la segregación

·3 min de lectura

Los terrenos de Bruce's Beach, en California ( EE. UU.), que les fueron expropiados a sus legítimos dueños en la década de los años veinte durante la segregación racial, han sido devueltos esta semana a la familia tras un proceso largo y complicado, informa la BBC. Este momento, que pensaban que no se iba a producir nunca y que ha llegado tras casi un siglo, ha sido calificado por uno de descendientes de los propietarios originales como “agridulce”.

Bruce's Beach, en el sur de California, ha sido devuelta a los descendientes de sus dueños originales, a los que se la expropiaron durante la segregación. (Foto: AFP)
Bruce's Beach, en el sur de California, ha sido devuelta a los descendientes de sus dueños originales, a los que se la expropiaron durante la segregación. (Foto: AFP)

Fue en 1912 cuando Willa y Charles Bruce compraron, por 1.225 dólares, estos terrenos a pie de playa en el sur de California con la intención de abrir un balneario para la población negra. Era la época de la segregación racial en Estados Unidos. Cuando lograron cumplir su sueño, y como ha recogido la citada cadena, Willa declaró que habían sufrido muchos rechazos en sus intentos por conseguir unos terrenos en los que construir un resort de playa, pero que por fin lo habían logrado.

El negocio funcionaba, pero no se lo pusieron fácil. La Policía Local colocó carteles prohibiendo el estacionamiento durante más de 10 minutos y algunos propietarios colgaron otros prohibiendo el paso obligando a los huéspedes del resort a dar rodeos para llegar a la playa. Al ver que estas estratagemas no disuadían a los clientes, optaron por expropiar los terrenos a los dueños bajo una ley que permitía al gobierno hacerlo para construir carreteras o instalaciones públicas. Se argumentó que era construir un parque, pero este no se levantó hasta décadas después, apunta la BBC.

Tras un largo proceso que ha implicado hasta la promulgación de una nueva ley, ha quedado demostrado que la expropiación de los terrenos a los Bruce fue por motivos que nada tenían que ver con lo que se dijo en su momento. “Está bien documentado que esta medida fue un intento por motivos raciales de expulsar al exitoso negocio negro y sus patrocinadores”, recoge la moción a favor de la devolución del mismo a sus descendientes.

Ahora esos terrenos donde se levantó una placa conmemorativa para recordar a Willa y Charles Bruces están valorados en unos 20 millones de dólares, que es lo que deberá pagar el condado si decide comprárselos a la familia Bruce. De momento, el acuerdo es de un alquiler de 413.000 dólares anuales.

Anthony Bruce, tataranieto de Willa y Bruce, ha declarado que “este es un día que no estábamos seguros de que llegaría” y que es “agridulce” porque lo ocurrido en 1924 “los destruyó financieramente. Destruyó su oportunidad de alcanzar el Sueño Americano. Ojalá pudieran ver lo que sucedió hoy”.

También ha valorado que espera que este caso “abra los ojos de la gente a una parte de la historia estadounidense de la que no se habla lo suficiente, y creemos que es un paso para tratar de corregir los errores del pasado”.

EN VÍDEO | Dos osos se pelean en una propiedad de California

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente