Detrás del duelo Nupes-Ensemble hay un avance histórico para la Agrupación Nacional de Le Pen

·6 min de lectura

El movimiento Agrupación Nacional de Marine Le Pen obtuvo el 18,68% de los votos el domingo 12 de junio en la primera vuelta de las elecciones legislativas de Francia y más de un millón de votos adicionales en comparación con las legislativas de 2017. Un avance histórico que le permite entrever un número récord de diputados a la Asamblea Nacional.

"Estamos aquí, estamos bien aquí, estamos en una dinámica fuerte desde 2017". Marine Le Pen tenía una sonrisa el lunes 13 de junio, al día siguiente de la primera vuelta de las elecciones legislativas, durante su desplazamiento a Rouvroy, en su feudo Pas-de-Calais, en el norte del país.

Al obtener el 18,68% de los votos el domingo por la noche, su partido puede esperar la elección de "decenas de diputados" a la Asamblea Nacional. Pero, sobre todo, Agrupación Nacional (AN) ha progresado considerablemente en cinco años. Obtuvo 1.258.172 votos más que en la primera vuelta de las elecciones legislativas de 2017, lo que representa un aumento de 5,48 puntos.

"Somos los únicos que estamos en realidad en fuerte dinámica desde 2017, porque entre 2017 y hoy la izquierda y la extrema izquierda están en retroceso o en estancamiento; la República en Marcha (partido de Macron) está en fuerte retroceso; LR (Los Republicanos) juegan a sobrevivir y Agrupación Nacional está en fuerte progresión", ha considerado la diputada saliente de Pas-de-Calais, que, con el 53,96% de los votos pero con una participación insuficiente, ha fracasado en su reelección desde la primera vuelta y deberá ir a segunda este domingo 19 de junio.

"Es un resultado histórico para la extrema derecha en su conjunto ya que este bloque obtiene más de 5 millones de votos", subraya el sociólogo Ugo Palheta, profesor en la Universidad de Lille y autor del libro 'La Posibilidad del fascismo'. "Nunca había estado presente (la extrema derecha), en los últimos 40 años, en tantas segundas vueltas. Agrupación Nacional puede hacerlo mejor que en 1986, cuando había proporcionalidad”.

En ese entonces la extrema derecha estaba dirigida por Jean-Marie Le Pen y su partido, el Frente Nacional, había obtenido 35 diputados en las legislativas de 1986 gracias, en particular, a la introducción de la proporcionalidad departamental.

36 años más tarde y sin proporcionalidad, la hija del fundador del partido de extrema derecha podría hacerlo mejor. Agrupación Nacional presentará, el domingo 19 de junio, a más de 200 candidatos en la segunda vuelta.

Un anclaje electoral cada vez más profundo

Sin embargo, la campaña de las legislativas llevada a cabo por Marine Le Pen fue poco ofensiva, incluso tímida. Se fue de vacaciones después de su derrota en las elecciones presidenciales frente a Emmanuel Macron y ofreció para su retorno mediático dos semanas más tarde, pronósticos considerados desmovilizadores.

"Creo que la lógica de las instituciones quiere que el presidente de la República tenga una mayoría. Todos los que cuentan otra cosa cuentan fábulas", declaró el 10 de mayo en el canal francés TF1, apuntando a Jean-Luc Mélenchon. Luego, la mayoría de las veces se contentó con hacer una campaña mínima en el terreno, llevada a cabo esencialmente en su feudo de Pas-de-Calais.

"Para hacer campaña a las legislativas, se necesitan marcos en todo el territorio y a Agrupación Nacional le faltó. Pero sus buenos resultados en la primera vuelta muestran, a pesar de todo, un anclaje político y electoral muy sólido en varios territorios, con una capacidad de realizar puntuaciones muy grandes, incluso cuando sus candidatos no se mantienen en el camino", señala Ugo Palheta, en referencia a los contratiempos de varios candidatos de Agrupación Nacional que han balbuceado sus respuestas en debates organizados por las cadenas de televisión locales.

Agrupación Nacional obtiene así muy buenos resultados en el norte de Francia, en el sureste y en el este: 12 candidatos cualificados a la segunda vuelta de 12 en Pas-de-Calais, 8 candidatos de 8 en el Var, 5 candidatos de 6 en Gard, 5 de 5 en L’Aisne y 8 candidatos de 9 en Moselle. En el conjunto de estos cinco departamentos ya hay 26 primeros lugares de los 40 posibles.

Mientras tanto, la división de la extrema derecha no perjudicó a Marine Le Pen, que ganó de nuevo y con distancia a Éric Zemmour, ya noqueado en la primera vuelta de la elección presidencial. Ninguno de los candidatos que se presentaron por el partido Reconquista, de Zemmour, se clasificaron en la segunda vuelta de las elecciones legislativas.

En una conferencia de prensa en París el lunes 13 de junio, el presidente interino de Agrupación Nacional, Jordan Bardella, señaló que el partido Reconquista, que obtuvo el 4,24% de los votos a nivel nacional, no impidió a AN calificarse "en circunscripciones ganables" y llamó a sus electores "a darse cuenta de que el camino que estamos construyendo (...) nos va a llevar al poder". Marine Le Pen también ha "deseado" que los electores del partido de Éric Zemmour voten por el partido de Le Pen el próximo domingo.

Por otra parte, el partido de Marine Le Pen ha realizado un buen negocio en el plano financiero. Al obtener el domingo 4.248.626 votos, podrá contar cada año con al menos 6,9 millones de euros de dinero público, ya que cada voto ganado da derecho a 1,64 euros al año. Un maná bienvenido para un partido endeudado en más de 20 millones de euros.

Resultados empañados por la dinámica Nupes

"Sin embargo, los resultados de AN son decepcionantes en comparación con lo que podía prever hace dos meses”, explica Ugo Palheta. “Estamos lejos de los más de 8 millones de votos obtenidos en la primera vuelta de la presidencia. Marine Le Pen no pudo encontrar la respuesta a la dinámica de la Nupes (la nueva plataforma de izquierdas llamada Nueva Unión Popular, Ecológica y Social) y tendrá que componer en la Asamblea Nacional con un bloque de izquierda muy importante que, a priori, desempeñará el papel de primera oposición al Gobierno."

Por otra parte, la unión de la izquierda ha bloqueado la ruta de AN en numerosas circunscripciones. En la primera circunscripción de Hérault, por ejemplo, la candidata de AN, France Jamet, fue eliminada a pesar de una puntuación del 20,58%, cuando el candidato de la Nupes, Julien Colet, lideró con el 26,94% de los votos. En 2017, el mismo Julien Colet, entonces perteneciente al partido La Francia Insumisa, terminó tercero, detrás de France Jamet.

¿Volverá Le Pen a su lugar reivindicándose como la opositora número uno a Emmanuel Macron? Esto dependerá, en primer lugar, de la longevidad política de la Nupes, pero también de la estrategia del presidente de la República para su segundo quinquenio.

"Emmanuel Macron, favorecido desde 2017 en este cara a cara con la extrema derecha, podría ahora apuntar a la izquierda", señala Ugo Palheta.

Por su parte, la jefa de AN califica a la Nupes de "oposición en cartón-pasta" (expresión francesa para decir que no es muy sólido) y le da la espalda a las dos coaliciones que llegaron en cabeza el domingo 12 de junio en la primera vuelta de las legislativas.

“Jean-Luc Mélenchon y Emmanuel Macron defienden una República indigenista. En la Asamblea Nacional, los diputados de AN defenderán la República, la Constitución francesa, el laicismo, la unidad del pueblo frente al comunitarismo", tuiteó el lunes por la tarde, apostando así por las identidades fundamentales de su partido para movilizar a su electorado con vistas a la segunda vuelta.

*Adaptado de su versión original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente