Cómo unos kebabs delataron a una supuesta célula terrorista en Almería

·3 min de lectura

Desde El País han tenido acceso a la investigación judicial llevada acabo sobre Abdel-Majed Abdel Bary y, como recoge El Diario de Almería, que se ha hecho eco de la misma, en su detención tuvieron mucho que ver los pedidos de comida a domicilio realizados a través de una popular aplicación de móvil. En concreto, varios kebabs que acabaron por descubrir dónde se escondía el calificado como “uno de los yihadista más buscados de Europa”.

Un agente de un dispositivo de vigilancia vio llegar a un repartidor y asomarse al balcón a uno de los sospechosos. (Foto: Getty Images)
Un agente de un dispositivo de vigilancia vio llegar a un repartidor y asomarse al balcón a uno de los sospechosos. (Foto: Getty Images)

Bary, exrapero británico considerado por las autoridades como uno de los combatientes del ISIS más sanguinarios, según se puede leer en la información publicada sobre él, delató su posición al pedir comida a domicilio desencadenando su detención en suelo español. Concretamente esta tuvo lugar en abril de 2020, en Almería y en pleno confinamiento por la pandemia del coronavirus. Desde entonces lleva en prisión.

En el sumario de la Operación Altepa, que ha estado bajo secreto por la Audiencia Nacional hasta este verano y al que ha accedido El País, se relata con en detalle cómo fue la operación de rastreo, vigilancia y posterior detención de Bary. Todo comenzó con la información recibida de que un combatiente extranjero estaba intentando entrar en Europa “llegando en patera a algún punto desconocido de la costa de Almería”.

La información llegó al CNI y se puso en marcha la operación, con especial importancia en la misma de las aplicaciones de móvil. Primero buscaron en hoteles y en los controles de entrada al país, pero no obtuvieron ninguna información de utilidad. En el transcurso de la investigación habían rastreado sus perfiles en redes sociales y tenían identificado el perfil de Siddiki, con el que creían que Bary había entrado en España. 

Los investigadores pidieron la colaboración de las aplicaciones de reparto a domicilio y así fue como obtuvieron los datos de dos pedidos realizados en días sucesivos y a través de Uber Eats desde el perfil de Siddiki. El primero el 15 de abril, el segundo un día después y ambos a dos negocios de comida turca

Así, se establecieron dispositivos de vigilancia en la dos direcciones de entrega obtenidas y el 18 de abril los agentes detectan una nueva entrega en la misma calle de dos días antes y ven a Siddiki asomarse a un balcón. Al reconocer al sospecho, un agente siguió al repartidor hasta el descansillo de la vivienda donde un hombre, al que identifica como Abdel-Majed Abdel Bary, abrió la puerta para recoger el pedido.

Identificado y localizado el objetivo de la Operación Altepa, se pidieron las autorizaciones judiciales pertinentes para proceder al registro del piso, que había sido alquilado a través de Airbnb. Este tuvo lugar dos días después, el 20 de abril de 2020. Además del numeroso material y documentación incautados y los dos hombres identificados, se encontró a un tercero, Kossaila Chollouah. 

Desde entonces Abdel Bary está en un módulo de aislamiento de Soto del Real y está acusado de un delito de integración en organización terrorista. Él defiende su inocencia y su abogado, Álvaro Durán, asegura que “lo único de lo que pueden acusarle es de pertenencia, nada de comisión de atentados. Pero es que no hay nada comprobado —tuits, vídeos o fotos— que lo sitúe en la zona de conflicto”.

Sin embargo, tanto la Fiscalía y la juez María Tardón aseguran que hay indicios de que forman parte del ISIS y que el recorrido que hicieron hasta llegar a Almería fue de Turquía a Argelia y de ahí a España. La Policía considera que los detenidos forman una “célula itinerante” y que Abdel Bary, de 31 años, es su líder.

EN VÍDEO | La comunidad internacional espera que Afganistan no se convierta en el refugio del terrorismo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente