Una italiana y una francesa, detenidas por la quema de un furgón policial

M. J. Arias
·3 min de lectura

La noche del sábado, en Barcelona, ardió un furgón de la Guardia Urbana tras un ataque de un grupo de manifestantes que se habían echado a la calle para protestar por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél. En el interior del vehículo había un agente, que logró escapar del fuego por la puerta del copiloto sin tener que lamentar daños personales. La investigación de lo sucedido ha conducido a la detención de tres jóvenes sospechosos de estar relacionados directamente con el incidente, según informa La Vanguardia.

El sábado un furgón policial ardió con un agente dentro, que logró salir ileso y por su propio pie, en el transcurso de los disturbios por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél. (Foto: AP Photo/Emilio Morenatti)
El sábado un furgón policial ardió con un agente dentro, que logró salir ileso y por su propio pie, en el transcurso de los disturbios por la entrada en prisión del rapero Pablo Hasél. (Foto: AP Photo/Emilio Morenatti)

Las detenciones han sido llevadas a cabo por los Mossos d’Esquadra en las horas siguientes a los disturbios en los que desembocó la marcha de protesta del pasado sábado. Según ha transcendido, la principal detenida es una joven italiana a la que se la acusa de ser la persona que roció el líquido inflamable en el furgón en el que se encontraba el agente. Dicho líquido sería aguarrás y la chica podría enfrentarse a un delito de tentativa de homicidio.

Los delitos podían aumentar dependiendo de las partes que se personen en el caso contra ella y de lo que se le acuse. En declaraciones recogidas por El Periódico, el sindicato de policía local de Catalunya SAPOL ha anunciado que se personará contra los acusados y asegurado que “mientras los políticos se esconden, nosotros haremos lo necesario para que todo el peso de la justicia caiga sobre los responsables”. Esa ha sido una de las quejas más repetidas por los sindicatos policiales, el abandono que siente por parte de los políticos. 

En el caso del delito de tentativa de homicidio la pena es de entre cinco y diez años. Una condena que puede aumentar si se considera que hubo alevosía y se eleva el cargo al de tentativa de homicidio, en cuyo caso la pena estipulada es de 10 a 15 años. 

La mencionada joven italiana no es la única detenida en relación a este ataque. También ha trascendido la detención de otra chica de nacionalidad francesa que podría ser quien intentó abrir la puerta del vehículo y un joven cuya nacionalidad no ha sido revelada que sería quien presuntamente lanzó el cóctel molotov.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En su relato de lo sucedido ante sus compañeros, el agente que se encontraban en el interior del vehículo ha reconocido haber sentido miedo al tiempo que aseguraba encontrarse bien y agradecía el apoyo al resto de agente. 

“El guardia está bien. El incendio se sofocó en menos de un minuto y pudo abandonar el vehículo por la puerta del copiloto. Pero todos aquellos segundos se hicieron eternos para él y para los que estábamos fuera sin ver lo que pasaba y escuchando solo los gritos de la emisora”, ha explicado a La Vanguardia un intendente.

En su declaración, el agente ha explicado que vio a una chica intentando abrir la puerta de la furgoneta, que se dio cuenta en todo momento de las llamas del cóctel molotov y del incendio que causó el líquido que otra chica vertió en su puerta. 

El agente Toni Castejón, portavoz del SAP-Fepol, cree que “lo de este sábado con una furgona ardiendo es gravísimo. Los políticos nos cuestionan y desautorizan defendiendo a gente violenta indirectamente. Han subido el listón de violencia y solo se habla del modelo de orden público como si ese fuera el problema”.

EN VÍDEO | Sindicato policial SAPOL se personará en causa por quema de furgoneta Urbana