Varios detenidos en protestas en Irán, tras fuerte aumento en el precio de los alimentos

·5 min de lectura

Al menos 22 personas fueron detenidas este viernes 13 de mayo en Irán, en medio de las protestas desencadenadas por el aumento de hasta un 300% en el precio del pan y una variedad de alimentos a base de harina. El descontento de la población se eleva en un país donde la tasa de inflación oficial ronda el 40% y en momentos en que los precios del trigo se incrementan considerablemente desde que inició la guerra rusa en Ucrania, uno de los principales exportadores de este grano a nivel mundial.

Aumenta el hartazgo de la población en Irán. Una serie de protestas estalló en varias ciudades luego de que un recorte a los subsidios gubernamentales para el trigo importado generara un repentino y exorbitante aumento en el precio del pan. Hasta un 300% se incrementó el costo de los alimentos a base de harina.

En medio de las manifestantes algunas tiendas resultaron incendiadas, lo que llevó a la Policía iraní a detener a al menos 22 personas, a quienes las autoridades se refirieron como "provocadores".

Pero los iraníes señalan sentirse cada vez más asfixiados en un país en el que la tasa oficial de inflación es de alrededor del 40%, aunque algunos expertos estiman que supera el 50%. Además, casi la mitad de los 82 millones de habitantes de la nación se encuentran ahora por debajo del umbral de la pobreza.

La agencia estatal de noticias IRNA detalló que 15 personas fueron arrestadas en la ciudad suroccidental de Dezful, en la provincia de Juzestán, y otras siete en la ciudad de Yasuj, en la provincia de Kohgiluyeh-Boyerahmad en el sur.

"A pesar de los intentos de los provocadores de incitar, las manifestaciones terminaron con la intervención de las fuerzas de seguridad", señaló IRNA, que añadió que las autoridades restablecieron el orden.

La protesta más grande se registró en Dezful, una zona rica en petróleo donde según la prensa estatal unas 300 personas fueron dispersadas por las fuerzas.

Si bien lo ocurrido este viernes fue el primer reconocimiento de las movilizaciones por parte de los medios oficiales de la República Islámica, videos publicados por usuarios en redes sociales mostraron más protestas en los últimos días en distintas ciudades, donde los asistentes cantaron consignas contra las alzas de precios y los líderes del país.

Algunas de las manifestaciones se tornaron violentas con manifestantes quemando neumáticos en la calle y la Policía disparando gases lacrimógenos para dispersarlos. No obstante, las imágenes no han sido verificadas de forma independiente.

La guerra en Ucrania golpea el precio de los alimentos

Las detenciones y protestas de este viernes 13 de mayo siguen al anuncio de Teherán esta semana de que el costo del aceite de cocina, el pollo, los huevos y la leche también aumentaría drásticamente.

Los precios del trigo se han incrementado fuertemente a nivel mundial, incluido Medio Oriente, desde el comienzo de guerra rusa en Ucrania, el pasado 24 de febrero.

Las tropas rusas, que controlan importantes puertos del país, han generado bloqueos y obstáculos en la cadena de suministro global desde Ucrania, principal exportador de granos y otros alimentos.

Fue justamente ante este panorama que el jueves 12 de mayo la Comisión Europea anunció que trabajará con los gobiernos del bloque de 27 países para ayudar a Ucrania a exportar millones de toneladas de granos atrapados en el país.

Ucrania se consolidó como el cuarto mayor exportador de cereales del mundo entre 2020 y 2021, según los datos del Consejo Internacional de Granos, tras vender 44,7 millones de toneladas en el extranjero, principalmente a China, África y Europa. También es uno de los mayores productores de aceite de girasol.

Antes de que Moscú iniciara los ataques a gran escala contra su vecino país, el 90% de los cereales y el aceite de girasol se enviaban a través de los puertos ucranianos en el Mar Negro, una ruta ahora cerrada y sitiada por el Ejército del Kremlin.

Los problemas para sacar el grano de Ucrania amenazan con provocar una crisis alimentaria, especialmente en las regiones más pobres como África. "Veinte millones de toneladas de granos deben salir de Ucrania en menos de tres meses utilizando la infraestructura de la UE", destacó la comisaria de Transporte de la UE, Adina Valean.

La propuesta del Gobierno iraní

Para tratar de hacer frente al aumento de precios y el fuerte descontento ciudadano, el Gobierno iraní planea ofrecer cupones digitales en los próximos meses para cantidades limitadas de pan a precios subsidiados y más adelante se agregarían otros alimentos. El resto se ofrecerá a costos de mercado.

En el caso particular de este país, la situación también se suma al retiro de los subsidios del Gobierno. Los funcionarios iraníes también han culpado al contrabando de pan altamente subsidiado a los vecinos Irak y Afganistán, que se ha disparado a medida que el hambre se extiende por toda la región.

La República Islámica importa la mitad de su aceite de cocina de Ucrania, donde los combates han impedido que muchos agricultores trabajen en los campos, y también compra casi la mitad de su trigo a Rusia.

Además, la sequía ya está devastando la economía de Irán, y las sanciones occidentales por el programa nuclear de la nación han causado dificultades adicionales. El desempleo juvenil sigue siendo alto y la inflación se ha disparado a al menos el 40%, su nivel más alto desde 1994, un panorama que vislumbra una difícil situación para su población que no acabaría en el corto plazo.

Con Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente