Detenido exdiputado madrileño y otras 50 personas en operación anticorrupción

Un total de 51 personas, entre ellas el exvicepresidente y diputado de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, fueron detenidas el lunes en el marco de una operación contra una trama de corrupción municipal y regional, según informaron la Fiscalía Anticorrupción y fuentes próximas a la investigación. En la imagen, Francisco Granados (I) arrestado en Valdemoro el 27 de octubre de 2014. REUTERS/Susana Vera

MADRID (Reuters) - Un total de 51 personas, entre ellas el exvicepresidente y diputado de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, fueron detenidas el lunes en el marco de una operación contra una trama de corrupción municipal y regional, informaron la Fiscalía Anticorrupción y fuentes próximas a la investigación.

La trama, que según la Fiscalía estaba infiltrada en varios ayuntamientos principalmente de la Comunidad de Madrid, Murcia, León y Valencia, firmó adjudicaciones públicas por valor de 250 millones de euros a cambio de comisiones ilegales en los dos últimos años.

"La connivencia de los ediles municipales y funcionarios con empresarios de sociedades constructoras, obras y servicios energéticos y (...) con intermediarios y sociedades instrumentales les han estado asegurando a aquellos el éxito en las adjudicaciones públicas por un valor aproximado a 250 millones de euros", dijo Anticorrupción en un comunicado.

"Y como contrapartida, el cobro de comisiones ilegales a costa de las Haciendas Municipales y Autonómicas", agregó.

Entre los detenidos hay seis alcaldes madrileños, cuatro de ellos del PP, uno del PSOE y otro independiente, de municipios como Valdemoro, Torrejón de Velasco, Collado Villalba o Parla, además del presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, según fuentes de la investigación.

La llamada "operación Púnica" está dirigida por la Audiencia Nacional y en ella intervienen la Fiscalía Anticorrupción y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Hasta el momento se han dado 259 órdenes de registros de propiedades, 400 a entidades bancarias y compañías aseguradoras - bloqueando cuentas corrientes y valores - y 30 embargos de vehículos.

También se están llevando a cabo registros en los ayuntamientos de las localidades madrileñas de Parla, Pinto, Villalba y Valdemoro, municipio del que Granados fue alcalde entre 1999 y 2003.

La investigación de la Fiscalía comenzó después de que en enero de este año las autoridades suizas solicitaran una comisión rogatoria por sospechas graves de blanqueo.

En junio, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco incoó diligencias por hasta 11 delitos, entre ellos blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales, fraude contra la Administración y organización criminal.

Granados, quien fuera uno de los hombres de confianza de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, renunció en febrero a su escaño en el parlamento regional tras reconocer que tuvo una cuenta millonaria en Suiza.

Su dimisión se produjo después de trascender que el que también fuera secretario general del Partido Popular madrileño y consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid entre 2008 y 2011 había acumulado al menos 1,5 millones de euros en un depósito en aquel país.

"Quiero pedir perdón a los madrileños (...) y a los millares de militantes del Partido Popular por haberles propuesto como secretario general a este señor", dijo Aguirre el lunes por la tarde en rueda de prensa en Madrid.

"SUSPENSIÓN INMEDIATA"

En las últimas semanas se ha reavivado el malestar social en España por los numerosos casos de corrupción en el ámbito político y financiero. Tras conocerse el operativo del lunes, los líderes de los principales partidos pidieron acciones contundentes.

"El Partido Popular está indignado y rechaza cualquier tipo de corrupción, por eso hoy mismo va a reunirse el comité de conflictos para proceder a la inmediata suspensión cautelar de militancia de las personas que aparecen implicadas y para pedir que renuncien a los cargos públicos que ostentan", dijo el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, en una comparecencia en la sede del partido.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, dijo previamente en declaraciones a periodistas que "por supuesto" se cesará a los alcaldes presuntamente implicados.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, aseguró que de confirmarse la detención del alcalde socialista de Parla, José María Fraile, este será suspendido inmediatamente de militancia.

"Ni un minuto un corrupto en el PSOE de (el secretario general) Pedro Sánchez", dijo Luena durante una rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva Federal del partido.

El presidente del Congreso de los Diputados, el popular Jesús Posada, dijo que la noticia le había provocado una gran sorpresa.

"La justicia es lenta pero implacable y al final todo sale a la luz y eso es bueno para todos", dijo en declaraciones a periodistas.

El Partido Popular ha sufrido una caída en su popularidad debida en gran en parte a un escándalo de corrupción por el que su extesorero Luis Bárcenas se encuentra en prisión preventiva y que ha salpicado a varios altos cargos de la formación. Bárcenas acumuló más de 40 millones de euros en cuentas en Suiza.

"Parece que el Partido Popular va a tener que trasladar la sede de Génova a la Audiencia Nacional (...) a juzgar por el número de casos que están investigando", dijo el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara.

En otro de los grandes escándalos de corrupción que han sacudido al país y que parece guardar similitudes con este, el caso Gürtel, el juez ha imputado a 45 empresarios y expolíticos, entre ellos los que fueran máximos responsables de las finanzas del gobernante Partido Popular. La trama Gürtel supuestamente pagaba a funcionarios a cambio de favores empresariales.