Detenido en España exministro de finanzas ucraniano Yuri Kolobov

El exministro de Finanzas ucraniano Yuri Kolobov, en una fotografía sin fechar difundida el 4 de marzo de 2015 por Interpol

El exministro de Finanzas ucraniano Yuri Kolobov, colaborador cercano del destituido presidente prorruso Viktor Yanukovich y buscado por Ucrania por malversación de fondos, fue detenido este miércoles en España, informó una fuente de la Guardia Civil, sin dar más precisiones.

"La detención ha sido hoy en Altea (Alicante), dentro del marco de una operación que está abierta en estos momentos", afirmó la fuente, sin precisar si había más detenidos.

Es el primer exministro del gobierno de Yanukovich detenido. Un tribunal de Kiev había emitido una orden de detención en enero.

Según una orden de detención publicada por Interpol en su página web, Kolobov, nacido el 8 de abril de 1973 en la localidad ucraniana de Pavlograd, es reclamado por su país para ser juzgado o cumplir pena por "apropiación indebida, desfalco o conversión de bienes por malversación" en relación con "una cantidad especialmente importante".

Al anunciar su orden de detención en enero, la oficina del fiscal general ucraniano había afirmado que Kolobov era sospechoso, junto al expresidente y a su exprimer ministro Mikola Azarov, de malversación de fondos públicos por valor de unos nueve millones de dólares.

Kolobov fue subgobernador del Banco Central de Ucrania, antes de ser nombrado ministro de finanzas por Yanukovich en 2012.

Había salido de Ucrania a raíz de la caída del entonces presidente, quien huyó en febrero de 2014 a Rusia tras meses de revuelta popular proccidental contra su decisión de no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europa y buscar en su lugar un acercamiento con Moscú.

Los actuales dirigentes prooccidentales ucranianos acusan a Yanukovich y a un grupo de familiares y colaboradores cercanos de acumular una enorme fortuna robando de las arcas del Estado y saqueando bienes públicos mediante tramas corruptas.

Yanukovich, que vivía en la opulencia en una lujosa residencia a las afueras de Kiev hasta su huida, ha negado que él o sus familiares estuviesen implicados en casos de corrupción.

Tras su salida de Ucrania, Rusia dijo que el expresidente había sido víctima de un golpe de Estado "fascista" y anexionó la península de Crimea.

Enfrentado a los actuales dirigentes prooccidentales ucranianos, Moscú respaldó a los separatistas del este del país aunque Moscú niega que sus fuerzas hayan participado en un conflicto en que han muerto al menos 5.800 personas desde abril.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines