Detenida por simular durante 11 años que su marido seguía vivo

Durante 11 años, una mujer de Sevilla ha estado fingiendo que su marido estaba vivo ante la Seguridad Social para seguir cobrando la pensión de este. Hasta que la Policía Nacional se percató de que algo no cuadraba y al investigar lo que estaba sucediendo descubrieron el fraude y la detuvieron, según han informado este jueves.

La ahora detenida, que responde a las iniciales de I.S.P. según publica Telecinco, habría estado cobrando la pensión no contributiva de su marido entre mayo de 2004 y abril de 2015. Más de una década en la que se habría apropiado de un total de 400.000 euros que no le correspondían.

La mujer falsificó la firma de su marido en varias ocasiones y en documentación oficial con el objetivo de hacer creer a la Administración que este seguía vivo y así recibir el pago cada mes. Su trama particular se destapó cuando la Policía Nacional se dio cuenta de que una persona fallecida seguía recibiendo su pensión.

El grupo de Fraude Fiscal de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla inició una investigación y descubrieron que la cuenta en la que se realizaban los ingresos tenía dos personas autorizadas para sacar el dinero. Una era el fallecido y la otra, su mujer.

Destapado el engaño, I.S.P. ha sido arrestada, según un comunicado de la Policía Nacional recogido por ABC Sevilla.

Aunque no es muy común, el de esta mujer de Sevilla no es el único caso en el que una persona finge que un familiar sigue vivo para cobrar su pensión. Este verano, en Cataluña, un hombre fue detenido por haber ocultado la muerte de su hermano durante cinco meses.

El fraude no solo afecta a las pensiones. Hace solo unos meses se comentó mucho el caso de un hombre de nacionalidad china que fingió su muerte para que su mujer pudiese cobrar el seguro de vida. Esta que no sabía nada de los planes de su marido, acabó con su vida y la de sus dos hijos en un acto de desesperación.

Una mujer de Sevilla ha sido detenida tras descubrir que llevaba 11 años simulando que su marido seguía vivo para cobrar su pensión. (Foto: EFE/Archivo)