Detectan dos casos de ébola en una nueva provincia del este de RD Congo

Detectan dos casos de ébola en una nueva provincia del este de RD Congo. EFE/ Patricia Martínez/Archivo

Kinshasa, 16 ago (EFE).- Las autoridades sanitarias de la República Democrática del Congo (RDC) confirmaron hoy dos casos de ébola en la provincia de Kivu del Sur (este), una región situada justo al sur de la zona afectada por esta epidemia y en la que hasta ahora no se había detectado ningún caso.

Según confirmó a Efe el coordinador general de la respuesta contra el ébola, Jean-Jacques Muyembe, los perfiles de los dos casos son una mujer joven - fallecida el 14 de agosto - y uno de sus hijos.

"Acabo de confirmarlo después de un examen efectuado por nuestro laboratorio", señaló este especialista, en conversación telefónica con Efe.

Muyembe resaltó que ahora se trabaja para salvar al niño y afirmó que se están tomando todas las medidas necesarias.

"Por eso pido calma a la población. Todo el equipo y la respuesta están realmente funcionando", manifestó.

La noticia fue también confirmada por el Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien apuntó que la mujer había viajado desde la localidad congoleña de Beni - ubicada en el epicentro de la epidemia en la provincia de Kivu del Norte - hasta la zona de Mwenga, situada al suroeste de Bukavu (capital de Kivu del Sur).

La detección de estos dos casos aumenta la alarma por una potencial expansión del brote, pese a las llamadas a la calma de las autoridades sanitarias y los buenos resultados con fármacos y vacunas experimentales.

El presente brote lleva más de un año sin control concentrado en las provincias nororientales de Kivu del Norte e Ituri, donde ya ha dejado al menos 1.913 muertos de un total de 2.852 contagios, de acuerdo a los últimos datos de la OMS.

Este es ya el peor brote de la historia de RDC y el segundo más grave del mundo, solo superado por el que sufrió África Occidental entre 2014 y 2016, con más de 11.000 fallecidos.

La lucha contra la epidemia es especialmente complicada por la situación de inseguridad que se vive en la zona, donde operan más de un centenar de grupos armados, además de por la desconfianza social que generan la enfermedad y su tratamiento.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales de una persona ya enferma que manifieste síntomas, provoca fiebre hemorrágica y alcanza una tasa de mortalidad promedio del 70 %.