Destruir las infraestructuras de Ucrania, el objetivo ruso en sus nuevas ofensivas

·3 min de lectura
Imágenes del ataque a la acería de Azovstal, en Mariupol, el martes 3 de mayo de 2022. (Photo:  via AP)
Imágenes del ataque a la acería de Azovstal, en Mariupol, el martes 3 de mayo de 2022. (Photo: via AP)

Imágenes del ataque a la acería de Azovstal, en Mariupol, el martes 3 de mayo de 2022. (Photo: via AP)

El Ejército ruso continúa intensificando su ofensiva en el este y sur de Ucrania, aunque sus ataques también afectaron en las últimas horas a otras regiones del país donde se centraron en destruir infraestructuras, especialmente estaciones ferroviarias y puentes, informó el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania en su página de Facebook.

El parte castrense explica que “con el objetivo de destruir la infraestructura de transporte de Ucrania, el enemigo disparó misiles contra instalaciones en las regiones de Dnipropetrovsk, Kirovogrado, Leópolis, Vinnytsia, Kiev, Zakarpattia, Odesa y Donetsk”, lo que indica que los ataques afectaron prácticamente a todo el país.

Además, como en anteriores jornadas, “desde las 06:00 horas (local) del 4 de mayo, las tropas rusas no dejan de realizar operaciones ofensivas en la Zona Operativa del Este para establecer el control total sobre el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk, y mantener el corredor terrestre con Crimea, temporalmente ocupada”, asegura el mando militar.

Donetsk y Lugansk, las dos regiones prorrusas y autoproclamadas repúblicas independientes, reconocidas por Moscú, son el centro en los últimos días de los bombardeos rusos.

En “dirección a Slobozhansky, el enemigo disparó artillería y morteros sobre Járkov y Protopopivka, y realizó un reconocimiento aéreo en el área de Kutuzivka y Oleksandrivka en el distrito de Barvinkove, también en la región de Járkov”, limítrofe con Lugansk.

En dirección a Donetsk y Tavriysky, los invasores disparan contra las unidades de las tropas ucranianas para frenar sus acciones, agregó el alto mando militar.

En la sitiada Mariupol, a orillas del mar de Azov, las tropas rusas continúan lanzando ataques aéreos y disparando contra posiciones ucranianas en el área de la acería Azovstal, donde aún se refugian cientos de civiles y soldados ucranianos, algunos pertenecientes al regimiento de Azov. Según el Estado Mayor, “más de cien cuerpos de militares movilizados por el ejército ruso han sido eliminados en la región de Zaporiyia (al norte de Mariupol) y fueron llevados a la morgue central en Horlivka, en la región de Donetsk”.

El Gobierno de Ucrania ha concretado que ha establecido para este miércoles cuatro puntos de recogida de ciudadanos en Mariúpol, para tratar de evacuar a los cientos de personas que aún quedan en la urbe. Iryna Vereshchuk, viceprimera ministra, anunció el establecimiento de estos puntos de recogida de civiles en la red Telegram y advirtió de que su evacuación se llevará a cabo “si la situación se seguridad lo permite”. Esta “operación humanitaria de Mariupol”, como la denominó la ministra, trasladará a los evacuados a la zona de Zaporiyia, al norte de Mariúpol y controlada por los ucranianos.

“Daño grave”

Por otra parte, Oleksandr Kamyshin, director de Ukrzaliznytsia [UZ], la compañía ferroviaria nacional ucraniana, informó de que este martes los rusos atacaron seis estaciones de tren en el centro y oeste de Ucrania.

Según los últimos datos de que dispone la compañía “no hay víctimas entre los trabajadores ferroviarios o pasajeros”.

Kamyshin dijo que hasta catorce trenes de pasajeros habían sufrido incidencias y que el “daño en las infraestructuras es grave”, informó el diario ucraniano Pravda. Además, según la Administración Militar Regional de Leópolis, en el este del país, las subestaciones ferroviarias de la ciudad han resultado dañadas.

También el jefe de la Administración Militar Regional de Dnipropetrovsk (sureste), Valentyn Reznichenko, dijo que se registraron dos impactos en el distrito de Kamianskyi que dañaron severamente la infraestructura ferroviaria.

Dos misiles disparados desde el área del Caspio alcanzaron la infraestructura ferroviaria en la región de Kirovogrado (en el centro del país), que provocaron un número de muertos y heridos aún por confirmar, según informó al diario Suspilne el Comando Operativo ucraniano “Pivden” en esa zona.

La Administración Militar Regional de Zakarpattia, en el oeste, informó de que un cohete también impactó en una de las subestaciones ferroviarias cerca de la estación de tren Volovets.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente