El después de los incendios en Zamora: la devastación por las llamas

Aunque los incendios en Zamora ya no ocupen titulares, sus consecuencias son bien visibles para todos. Bosques arrasados, animales muertos y una devastación sin paliativos.

Los fuegos de Losacio y la sierra de la Culebra han dejado tras de sí un rastro de destrucción, que se cifra en unas 60.000 hectáreas, o lo que es lo mismo, un 5,6% del total de la provincia. Y ni siquiera ha terminado el mes de julio.

Ahora llega el momento de empezar la reconstrucción desde cero, un proceso que va a llevar mucho tiempo y con la mirada puesta siempre en las altas temperaturas que puedan provocar nuevos focos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente