Despidos, mensajes crípticos y muchas dudas: arranca la era Musk en Twitter

Como no podía ser de otra manera, la aventura de Elon Musk al frente de Twitter arrancó con una curiosa imagen y un críptico mensaje: "Deja que se hunda", escribía el fundador de Tesla como acompañamiento al vídeo en el que se le ve entrar en la sede californiana de la empresa con un lavabo.

Sabedor de lo mucho que se habla de una posible mayor libertad de expresión en la red social del pájaro, Musk no tardó en anunciar la creación de un "consejo de moderación de contenidos" encargado de evaluar la futura política de publicaciones. La respuesta no se hacía esperar: precisamente a través de Twitter, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, advertía a Musk de que "en Europa, el pájaro volará según las reglas europeas".

Parece claro, por lo visto en las primera horas de Musk al frente de la empresa, que Twitter va a dar que hablar. Por las calles de San Francisco, los usuarios muestran diversidad de opiniones:

"Ha habido algunos problemas en Twitter y todos lo sabemos", dice Charu, ciudadana californiana. "Así que espero que Musk traiga esos cambios referentes a la libertad de expresión".

"Si no permite el control de las conversaciones para limitar el discurso de odio y cosas por el estilo, entonces creo que podría ser peor para la gente" opina por su parte Gregory, "creando ambiente antagónicos, políticos. Eso es lo que me preocupa".

Musk cerraba la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares, prácticamente en la fecha límite para hacerlo sin tener que ir a juicio. A la espera de ver en qué se traduce su apuesta por la libertad de expresión, algunos cambios ya son un hecho: los directivos despedidos —el consejero delegado Parag Agrawal incluido— dan fe de ello.

Se confirma también que el príncipe Al Waleed bin Talal se convierte en el segundo mayor accionista de Twitter. El multimillonario saudí transfirió la propiedad de las 34.948.975 acciones que tenía de la empresa, valoradas en 1.890 millones de dólares al nuevo Twitter. "Querido amigo, jefe Twit, juntos a lo largo del camino", tuiteó Bin Talal a modo de saludo. Sin duda, nuevos tiempos para el pájaro azul.