Desolador, el lugar de México donde los niños no volvieron a clases por cargar grava

Rodrigo Neria Cano

ALDAMA, CHIAPAS, 24AGOSTO2020.- En el primer día de clases los niños de las comunidades de Aldama, en lugar de sentarse frente al televisor para tomar clases de acuerdo a las nuevas políticas educativas dentro de la pandemia por COVID 19, ayudan a sus padres con el trabajo.

Los menores que integran algunas de las familias que recibieron el apoyo del gobierno con materiales para construcción de casas, trabajan de 7 de la mañana a 4 de la tarde con sus padres transportando grava de la calle hasta el lugar donde construirán su casa.

Los niños desde 5 años y hasta 14, colaboran con los trabajos pesados que realizan sus padres diariamente desde temprano debido al cierre de escuelas en el país por la contingencia, no continuarán con las clases en la nueva normalidad, ya que esta no está diseñada para las comunidades más alejadas del país, donde no se cuenta con señal de internet o de televisoras. FOTOS: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM