Así se desinfectan de noche y de día los campamentos de cuarentena en China

Los agentes encargados de la desinfección de los campos de concentración de China en donde habitan personas contagiadas de Covid, realizan una labor de limpieza continua. Ya sea de noche o de día, desinfectan cada centímetro de estos recintos armados con sus pistolas bioquímicas para asegurar que el virus no sale de allí.

Según diversos expertos en salud pública, la infección mediante el contacto con superficies contaminadas no supone una vía de transmisión importante. Sin embargo, esta opinión no ha mermado la actividad de los empleados de limpieza, conocidos en China como ‘dabai’, que en el idioma de este país significa ‘grandes blancos’, por sus característicos trajes de protección o ‘EPIs’ blancos.

La herramienta que usan es similar a una aspiradora, pero en lugar de absorber la suciedad, pulveriza productos químicos tales como el cloro, cuyo uso desproporcionado puede tener un impacto negativo tanto en la salud como en el medioambiente. Pero los campos de concentración no son los únicos lugares en los que se diseminan estas microgotas desinfectantes. Todas y cada una de las ciudades chinas siguen la misma pauta en sus lugares públicos. Las calles, los parques, las fachadas de edificios, los comercios e incluso los muebles y alimentos de las personas contagiadas por el virus son rociados con esta nube de humo, bajo el pretexto de cumplir con la estrategia ‘Covid cero’ en el país.

En numerosos vídeos difundidos por las redes sociales, se puede ver a empleados vestidos con trajes de protección desinfectando apartamentos de personas enviadas a centros de cuarentena. Algunos incluso son desinfectados varias veces. Solo en Shanghái, se calcula que se han higienizado 13.000 complejos residenciales desde el principio del último confinamiento estricto, que comenzó hace dos meses. En ciertos barrios de esta ciudad se han equipado vehículos con tanques repletos de productos químicos o robots de desinfección en las estaciones de tren, que incluso patrullan para vigilar a los encerrados en otros espacios como los centros de cuarentena.

Hay quien piensa que esta actividad de limpieza extrema es simplemente una fachada de cara al resto del mundo, una forma heroica de luchar contra un enemigo invisible.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente