¿Deshielo en las relaciones? | Sánchez y Aragonès acuerdan una reunión de la mesa de diálogo

·1 min de lectura

El apretón de manos de este viernes entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès a las puertas de Moncloa ha marcado el inicio del deshielo en las relaciones entre el Gobierno español y el de la Generalitat de Cataluña tras la crisis provocada por el caso Pegasus.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, recibió este viernes en Moncloa al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Y aunque no hubo efusiones, los dos mandatarios han llegado a un acuerdo significativo, al pactar una nueva reunión de la mesa de diálogo entre sus Gobiernos, que tendrá lugar a finales de julio en Madrid.

El espionaje político al independentismo catalán del caso Pegasus supuso un parón en las relaciones, afectadas por otros episodios como la discusión sobre la inversión en infraestructuras en Cataluña.

En Moncloa, consideran esta reunión un paso "muy importante" hacia la normalización de las relaciones bilaterales. El Gobierno de la Generalitat dice que la recuperación de la confianza mutua dependerá de la voluntad que ponga el Gobierno español en llegar a acuerdos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente