Deshielo, aludes y oleaje desplazan la nieve y ponen 10 comunidades en aviso

Madrid, 20 ene (EFE).- El deshielo, el riesgo de aludes, el fuerte oleaje y el viento ganan protagonismo frente a las copiosas nevadas de los últimos días y mantienen en alerta naranja o amarilla a diez comunidades, informa la Agencia Estatal de Meteorología en su web.

En la mitad norte peninsular, la comunidad de Cantabria y en Burgos, León y Palencia (Castilla y León) han activado el nivel amarillo (riesgo) por deshielos, mientras que en Navarra, también en amarillo, hay peligro fuerte de aludes por nieve reciente y placas de viento.

En Aragón hay alerta amarilla por riesgo de aludes en puntos del Pirineo, además de aviso amarillo por mínimas entre 6 y 8 grados bajo cero y por rachas de viento.

A orillas del Mediterráneo, las Baleares mantienen el aviso naranja (riesgo importante) en Menorca por vientos del oeste y suroeste de 60 a 70 km/h (fuerza 8) girando a norte y olas de 4 a 5 metros (la ola máxima puede alcanzar los 8-9 m), mientras que en la Comunidad Valenciana hay nivel naranja por rachas de viento de 100 km/h en Castellón.

Cataluña continúa en naranja por fenómenos costeros en la provincia de Girona con vientos del norte y noroeste de 60 a 70 km/h (fuerza 8) y ocasionalmente olas de 4 a 5 metros; en Lleida hay peligro fuerte de aludes por encima de 2.000 metros debido a nieve reciente y placas de viento, y en cotas altas del Pirineo se prevén mínimas entre 6-10 grados bajo cero.

En Andalucía, Región de Murcia, Canarias y la ciudad de Melilla persiste el nivel amarillo por fenómenos costeros adversos o fuerte viento.

Aemet avisa de que con la alerta naranja existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

(c) Agencia EFE