Descubren que un medicamento de 150 años puede aumentar la efectividad de la radioterapia

Se llama papaverina, fue descubierto hace 150 años, se usa para mejorar la circulación de la sangre y ahora un grupo de científicos de la Universidad de Ohio le ha encontrado un nuevo uso: aumentar la efectividad de los tratamientos de radioterapia para reducir y eliminar tumores. Este descubrimiento ha sido calificado como “hito potencial” por la Proceedings of the National Academy of Sciences, revista que ha publicado el estudio del que se ha hecho eco Science Alert.

La papaverina, descubierta hace 150 años, podría ayudar a aumentar la eficacia de la radiación contra tumores. (Foto: REUTERS/Khaled Abdullah)

La radioterapia a la que se someten los pacientes con tumores tiene como finalidad eliminar la células cancerígenas dañando su ADN. El problema que se encuentra este tratamiento es que no resulta eficaz cuando el tejido afectado no recibe oxígeno, algo que ocurre habitualmente en lo tumores.

Hasta ahora y durante décadas, las investigaciones han estado orientadas a oxigenar esas células malignas para aumentar la eficacia de la radioterapia. Pero el problema que se encuentran es siempre el mismo, la imposibilidad de oxigenar la zona y reducir la hipoxia, como se conoce a la falta de oxigeno.

Lo que han hecho en la Universidad de Ohio es darle la vuelta a la técnica. Con al uso de la papaverina, en lugar de aumentar el oxigeno de las células cancerígenas, lo que se ha hecho es reducir su demanda. De esta manera baja la hipoxia y la radioterapia aumenta su efectividad.

En el transcurso de la investigación, los científicos descubrieron, como señala Science Alert, que este proceso solo afecta a los tejidos dañados y no al sano, lo que reduce posibles efectos secundarios.

En declaraciones recogidas por este portal especializado en noticias científicas, Nicholas Denko, profesor de oncología de The Ohio State University Comprehensive Cancer Center—Arthur G. James Cancer Hospital and Richard J. Solove Research Institute (OSUCCC—James), ha explicado que “encontramos que una dosis de papaverina antes de la radioterapia reduce la respiración mitocondrial, alivia la hipoxia y mejora en gran medida las respuestas de los tumores modelo a la radiación”.

Con este nuevo uso descubierto para este medicamento el tratamiento con radioterapia podría acceder a zonas que antes quedaba fuera de su alcance y aumentar los resultados positivos. La persistencia de células malignas provoca la reaparición de los tumores.