Descubren que la clave contra el Alzheimer podría estar en la basura celular

José de Toledo
·2 min de lectura
Descubren que la clave contra el Alzheimer podría estar en la basura celular

¿Y si curar el Alzheimer fuese tan sencillo como sacar la basura celular? Esta es la idea en la que se ha basado un equipo de científicos para desarrollar un medicamento que, de momento, consigue revertir síntomas del Alzheimer en ratones. Un primer paso para que llegue a humanos.

Pero ¿qué es eso de sacar la basura celular? Una idea con la que se trabaja desde hace tiempo es que el Alzheimer se produce por una acumulación de proteínas tóxicas en el interior de las neuronas, que hacen que estas células del sistema nervioso no afecten al funcionamiento del conjunto.

Para comprobarlo, los investigadores han realizado dos tipos de experimento. En el primero de los dos, los investigadores han modificado genéticamente a unos ratones para que no produjesen una sustancia llamada CMA, que viene a ser “el basurero” de las células.

Las células necesitan reciclar las proteínas, y recuperar sus componentes, llamados aminoácidos. Quien más, quien menos, habrá oído hablar de los aminoácidos esenciales, que son los que no podemos fabricar y hay que tomar con la dieta. Pues bien, para que nuestro cuerpo no tenga problemas y no le falten aminoácidos, hay que recuperarlos de las proteínas que ya no se usan.

Si las CMA – autofagia mediada por chaperonas, por sus siglas en inglés – entre otros mecanismos, no funciona adecuadamente, se acumulan proteínas en las células. Y estas proteínas acaban modificándose, y se pueden volver tóxicas.

Así que los investigadores crearon ratones con neuronas a las que les faltaba CMA para ver si esto provocaba un problema parecido al Alzheimer. Y vaya si lo hizo: los ratones mostraban pérdida de memoria y problemas de movilidad.

¿Y el segundo experimento? Con este pretendían demostrar que el Alzheimer afectaba al funcionamiento de las CMA. Para eso se centraron en una proteína muy concreta, denominada proteína tau, que se sabe que se acumula a niveles tóxicos en los casos de Alzheimer. Y el resultado también fue claro y meridiano: en estos ratones, la CMA no funcionaba correctamente, y se acumulaban proteínas tóxicas

Pero los investigadores no se quedaron ahí. Crearon un medicamento capaz de recuperar el funcionamiento de las CMA, para comprobar si al administrárselo a los ratones, conseguían que las neuronas dejasen de acumular proteínas tóxicas.

Al final del experimento, los ratones habían recuperado la memoria, tenían menores niveles de ansiedad y no mostraban signos de depresión. Casi parecían ratones sanos. El Alzheimer que se les había provocado se había revertido.

¿Podemos cantar victoria? No, claro que no. El experimento se ha hecho en condiciones muy particulares, con ratones modificados… Pero, al menos, es una ventana de esperanza

Más historias que te pueden interesar