Descubre a una hermana casi idéntica al hacerse un test de ADN por diversión

Victoria Voorhees tiene 27 y creció en Chicago sin saber mucho más de su pasado que el hecho de que había sido adoptada a los dos meses de edad. Siempre había sentido curiosidad por sus orígenes, por lo que un día decidió hacerse una prueba de ADN, pensando sobre todo en saber algo más de su ascendencia étnica. Para su sorpresa, lo que descubrió es que tenía una hermana casi idéntica.

Victoria realizó un test casero de ADN y esperó hasta recibir un email con los resultados. Cuando abrió el mensaje, este le decía que tenía una hermana mayor, y mostraba una foto que no dejaba lugar a dudas. Su hermana mayor, Alyss Ravae, se había hecho el mismo test hacía poco, buscando a su pariente perdida. Alyss, que tiene 28 años, sabía desde los nueve que tenía una hermana y siempre había querido localizarla.

Victoria también debería haberlo sabido, pero no llegó a enterarse hasta ahora por un error administrativo. La madre biológica de ambas, Melissa Maldonado, de 46 años, las dio en adopción “abierta”, es decir, que desde el primer momento se prestó a que en un futuro sus hijas la conociesen si querían. Pero la agencia que hizo de intermediaria en el proceso lo catalogó como cerrado, por lo que creció sabiendo solo su fecha de cumpleaños y que había nacido en Phoenix.

Tras conocerse, las dos hermanas organizaron una videollamada con su madre biológica, y por fin pudo aclararse un malentendido que había durado varias décadas. Victoria y Alyss ya han quedado en que, cuando mejore la situación por el coronavirus, se verán en Chicago, que está a unos 1.500 kilómetros y varias horas de avión del estado de Maine, donde vive Alyss.

El parecido entre ambas hermanas va mucho más allá del físico. La larga lista de coincidencias incluye que las dos tienen un gato negro, venden por Internet retratos de animales, tienen un tatuaje de murciélago en el tobillo, les encanta Halloween y tienen un tatuaje sobre ello en el antebrazo, y son muy fans de Stephen King.