Desconocidos disparan contra el vehículo de un dirigente opositor en Nicaragua

En la imagen un registro del exdiputado opositor nicaragüense Eliseo Nuñez Morales, quien denunció este lunes que cuatro desconocidos dispararon contra el vehículo en el que viajaba. EFE/Jorge Torres

Managua, 10 feb (EFE).- El dirigente opositor nicaragüense Eliseo Núñez Morales denunció este lunes que cuatro desconocidos dispararon contra el vehículo en el que viajaba, luego de sostener una reunión con partidarios en el municipio La Libertad (centro).

Según Núñez Morales, que ha sido diputado y pertenece al partido Ciudadanos por la Libertad, cuatro sujetos a bordo de un vehículo sedan interceptaron los dos coches en el que viajaban, se bajaron con sus armas, y tres de ellos hicieron disparos al aire y uno hacia los carros.

"Gracias a Dios no hay ningún herido", dijo el político opositor al Canal 12 de la televisión local.

Explicó que se encontraba en La Libertad, departamento de Chontales, como parte de una gira para organizar territorialmente a la oposición.

A la casa en la que se reunieron, agregó, llegaron a asediar los simpatizantes del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega a bordo del vehículo sedan, dos motos y una camioneta.

Cuando concluyeron el encuentro, fueron seguidos por el vehículo en el que viajaba los cuatro sujetos armados, indicó.

Junto con el dirigente opositor viajaban Francisco Sequeira y Lenin Antonio Salasblanca.

La oposición nicaragüense busca formar una gran coalición para derrotar al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en las próximas elecciones nacionales previstas para noviembre de 2021, en medio de una crisis que ha polarizado y dividido a los nicaragüenses.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un intento de "golpe de Estado".

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), ente tutelado por la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien atribuye incluso crímenes "de lesa humanidad" en medio de la crisis.