Desconocida Badajoz: destino de 'foodies', amantes del sol y playa, festivaleros y ornitólogos

·5 min de lectura
Un turista fotografía el acueducto de Los Milagros en Mérida. (Photo: margouillatphotos via Getty Images/iStockphoto)
Un turista fotografía el acueducto de Los Milagros en Mérida. (Photo: margouillatphotos via Getty Images/iStockphoto)

Un turista fotografía el acueducto de Los Milagros en Mérida. (Photo: margouillatphotos via Getty Images/iStockphoto)

Los expertos auguran una gran temporada turística, especialmente de sol y playa. Las posibilidades de que los tradicionales destinos de la costa mediterránea, de la franja cantábrica y del litoral andaluz cuelguen el cartel de ‘completo’ durante los meses de julio y agosto son muy elevadas. Pero de la misma manera, los precios de alojamientos y hostelería de estas zonas han comenzado a dispararse y eso puede llevar a algunos a replantearse sus vacaciones.

Destinos alternativos existen a lo largo y ancho de la Península, menos masificados y económicos. Y uno de los que se dibujan con más expectativas es la provincia de Badajoz: buen tiempo, magnífica mesa, amplia oferta cultural, apreciado patrimonio artístico y generosa naturaleza son los puntales de su oferta turística, que va mucho más allá del legado romano de Mérida.

Estas son algunas de las propuestas de la provincia pacense.

Aquí sí hay playas... y tienen banderas azules

Presume Badajoz de ser la región con más playas continentales distinguidas con bandera azul. Este 2022 son ocho los arenales pacenses que lucirán este certificado de calidad otorgado por la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEEA): Alange, Campanario, Los Calicantos en Casas de Don Pedro, Isla del Zújar en Castuera, Cheles, El Espolón-Peloche en Herrera del Duque, Talarrubias-Puerto Peña en Talarrubias y Orellana la Vieja —en la foto.

Esta última fue la primera de las playas interiores de España en mostrar una bandera azul, en 2010. Situada a orillas del embalse de Orellana, se ha convertido en referencia de destino estival para los bañistas,  pescadores, amantes de los deportes acuáticos y ornitólogos.

Las dehesas del jamón ibérico de bellota

La dehesa es el paisaje emblemático de la provincia de Badajoz, bosques de encinas y alcornoques por los que pastan libres apreciados ejemplares de cerdo ibérico.

Cerdos ibéricos pastando en una dehesa de Badajoz. (Photo: Fotoeventis via Getty Images/iStockphoto)
Cerdos ibéricos pastando en una dehesa de Badajoz. (Photo: Fotoeventis via Getty Images/iStockphoto)

Cerdos ibéricos pastando en una dehesa de Badajoz. (Photo: Fotoeventis via Getty Images/iStockphoto)

Entre esas infinitas dehesas aparecen salpicando el recorrido las fábricas de jamones y embutidos ibéricos que, no sólo forman parte de la tradición gastronómica del lugar, sino que también son seña de identidad de una cultura y una formas de vida en muchas poblaciones de las comarcas del sur de la provincia.

Entre ellas, Jerez de los Caballeros, Fregenal de la Sierra, Zafra e Higuera la Real que bien merecen una visita, además de por un buen plato de jamón. Jerez de los Caballeros presume de un vasto patrimonio arquitectónico y cultural, entre palacios y conventos renacentistas, y restos de un pasado templario, además de una fiesta dedicada al producto estrella que se celebra en mayo.

Fregenal de la Sierra también fue donada a la misma orden militar por Alfonso X y su castillo templario es uno de los grandes atractivos turísticos de esta población que, además, atesora un rotundo número de construcciones religiosas, entre ellas la iglesia de Santa María que comparte muro con la muralla que rodea la fortaleza.

Más que recomendable es la visita al Centro de Interpretación del Cerdo Ibérico de Higuera la Real, donde además se puede completar la agradable Ruta de los Molinos, un itinerario en plena naturaleza que fluye junto a un arroyo que abastecía a una serie de molinos hidráulicos de probable origen árabe.

Zafra celebra en octubre la Feria Internacional Ganadera, uno de los encuentros más importantes del sector en nuestro país. En un ambiente festivo, estos días son una oportunidad de descubrir esta localidad, que cuenta con título de ciudad, y atesora bellos rincones en los que disfrutar del aroma y el sabor de los ibéricos.

Badajoz festivalero

A partir del mes de mayo, cuando tiene lugar el Festival Ibérico de Música clásica que se celebra en Badajoz, los festivales se suceden en toda la provincia, dando cabida a todos los géneros. Olivenza, por ejemplo, se convierte en el mes de julio en corazón de la música indie con el festival Contempopranea, donde este año actuarán Miss Cafeína, Viva Suecia o Carolina Durante.

Ese mismo mes, del 1 al 9, el flamenco y el fado toman el centro de la capital con la celebración del Badasom. Y ya a finales de julio es el turno de la música tradicional con el Sierra International Festival de Fregenal de la Sierra.

El plato fuerte de la temporada de festivales llega a finales de agosto y se prolonga hasta el 25 de septiembre en el Teatro de Mérida cuando se celebra el Stone and Music Festival. Miguel Ríos, Malú, Pablo Alborán o Serrat forman parte del cartel de este ciclo de conciertos.

Aunque si hay un festival que concentra cada año a miles de turistas en la provincia ese es el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Durante los meses de julio y agosto, el fastuoso Teatro Romano de Mérida se convierte cada noche en epicentro cultural de nuestro país. Pero no sólo el coliseo de la capital es escenario de este certamen, el recuperado Teatro Romano de Medellín y el teatro Romano de Regina, en Casas de Reina, son también sede de este ciclo teatral.

La Ciudad de las Aves

La alcazaba más grande de Europa, con sus murallas y torres de origen medieval, y la espectacular Plaza Alta porticada, recién rehabilitada y de especial arquitectura, son dos de los platos fuertes de la oferta turística de la ciudad de Badajoz.

Pero la capital pacense guarda otro as en la manga para los amantes de la naturaleza, especialmente de las aves. Garzas reales, garcillas cangrejeras, cernícalos primilla, moritos comunes, fochas, martinetes, cormoranes, rabilargos... son solo algunas de las más de 140 especies de aves que se pueden avistar en los alrededores del río Guadiana a su paso por la ciudad.

Badajoz presume de ser la única área urbana declarada ZEPA —Zona de Especial Protección para las Aves— y, al igual que toda Extremadura, es un destacado destino ornitológico en Europa que le ha hecho merecedora del título Ciudad de las Aves.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente