El desconfinamiento francés será más estricto en París

El primer ministro francés, Edouard Philippe, anunció este jueves que la fase de desconfinamiento que inicia el 11 de mayo en Francia será más estricta en París, en donde se registra aún un número alto de contagios de Covid-19.

Francia comenzará el lunes a levantar progresivamente las medidas de cuarentena impuestas desde hace casi dos meses para limitar la propagación del nuevo coronavirus ya que el número de casos, hospitalizaciones y muertes se desaceleran.

Pero cuatro regiones, incluyendo la de Paris y sus suburbios, todavía tienen una clasificación roja, lo que significa que la circulación del virus sigue siendo alta, por lo que las medidas de desconfinamiento serán más estrictas.

"El país está dividido en dos", dijo Philippe en una conferencia de prensa televisada. La situación es mucho menos grave en el oeste y el sur del país, que están clasificados en verde, que en París, el norte y el este.

En las regiones "rojas" los niños de más de 11 años no regresarán a la escuela el lunes, los parques permanecerán cerrados y se impondrá "reglas muy estrictas" en los transportes durante el mes de mayo.

Independientemente de la zona, el lunes volverán a abrir los comercios "no esenciales" en todo el país y la gente podrá salir libremente sin tener que presentar un justificativo, pero los restaurantes, cafés y cines seguirán cerrados.

No se obligará a los ancianos ni a las personas vulnerables a quedarse en sus casas, pero las autoridades les recomiendan hacerlo por su propia seguridad.

Francia registró el miércoles 278 muertes por Covid-19, lo que eleva a 25.809 el número de fallecidos en el país.