Desconcierto en Mónaco: Charlene recae de su enfermedad y su regreso a casa vuelve a retrasarse

·2 min de lectura
Alberto y Charlene en una gala por el planeta celebrada en Montecarlo en septiembre de 2020. (Photo: Pascal Le Segretain via Getty Images for La Fondation Pr)
Alberto y Charlene en una gala por el planeta celebrada en Montecarlo en septiembre de 2020. (Photo: Pascal Le Segretain via Getty Images for La Fondation Pr)

El pasado 25 de agosto, Alberto de Mónaco viajó hasta Sudáfrica con sus hijos para visitar a su mujer, Charlene, convaleciente aún de la misteriosa enfermedad que la retiene desde hace tres meses en Sudáfrica, su país natal, y que le ha obligado a pasar por quirófano en dos ocasiones.

Las fotos del reencuentro del matrimonio soberano del principado monegasco con sus mellizos, los príncipes Jacques y Gabriella, pretendían poner punto y final a los rumores que aseguraban que el divorcio de la pareja era inminente. Pero no terminaron de dar carpetazo al asunto: ella no sonreía con naturalidad y él se mostraba un poco distante. Al día siguiente, Charlene decidió subir a su cuenta de Instagram dos instantáneas más de ellos dos en actitud cariñosa que tampoco son el reflejo de un romántico momento.

Razones no les faltan a los especialistas en casas reales para aventurar el fin de esa relación pues, desde que la princesa viajó hasta el país africano a principios de 2021, el distanciamiento entre ellos ha sido más que evidente. La excusa ha sido la grave infección de nariz, garganta y oído que afecta a Charlene desde el mes de mayo, que requirió un complicado tratamiento y quirófano y que le ha impedido montar en avión durante todo este tiempo.

Tras pasar unos días con su mujer y de regreso a Europa, esta misma semana, el príncipe Alberto aseguraba a la revista People: “Está lista para volver a casa. Sé que dijo posiblemente finales de octubre, pero eso fue antes de esta ronda más reciente de citas. Estoy bastante seguro de que podemos acortar un poco ese período de tiempo”. Ahora bien, sólo unas horas después, diferentes medios volvían a alertar sobre el estado de salud de Charlene. Según un comunicado emitido por la fundación de la princesa, ésta había tenido que ser trasladada a un hospital y ser atendida de urgencias el pasado miércoles por complicaciones de su enfermedad de las que ya se está recuperando.

En vista de los últimos acontecimientos, el regreso de Charlene tendrá que ser de nuevo aplazado. Mientras tanto, su marido se ha encargado de avivar aún más los rumores pues han salido a la luz unas imágenes en las que se ve a la examante de Albert, Nicole Coste, y a su hijo Alexandre Grimaldi-Coste, de 18 años, en el baile de la Cruz Roja celebrado en julio en Mónaco. Este es uno de los acontecimientos más relevantes para la alta sociedad del principado y en él Charlene tendría que haber ejercido de anfitriona.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente