Desciende el número de nuevos casos en Florida después del "pico" del lunes

Miami, 19 may (EFE).- Florida registró en las últimas 24 horas 502 nuevos casos de COVID-19, una cifra significativamente inferior a los 854 de este lunes, pero por el contrario hubo el doble de muertes (55 frente a 24), según el Departamento de Salud estatal.

Desde el 1 de marzo, fecha en que se confirmó oficialmente el primer caso del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Florida, se han registrado 46.944 casos y las muertes suman 2.052.

Este lunes la cuenta era 46.442 casos y 1.997 decesos, de acuerdo con la información contenida en una web especial que el Departamento de Salud actualiza a diario.

La fiabilidad de los datos ha sido puesta en duda por la persona que hasta este 5 de mayo estuvo a cargo de la página.

El diario Miami Herald publicó una carta escrita por la geógrafa Rebekah Jones, en la que subraya que duda de que "la accesibilidad y transparencia" con las que dice haber trabajado durante dos meses se mantengan ahora que hay otro equipo administrando la web.

La carta está dirigida a los usuarios de la web, incluidos periodistas que cubren el impacto del COVID-19 en Florida.

En Miami-Dade y Broward, los dos condados del sureste de Florida más afectados por el COVID-19, surgieron 68 y 42 casos nuevos en las últimas 24 horas. El primero acumula 15.776 casos y 578 muertes y el segundo, 6.209 y 282 muertes.

Con 4.612 casos y 284 decesos por el COVID-19 está el condado de Palm Beach (sureste) y luego viene Orange (centro), al que pertenece Orlando, la ciudad de los parques temáticos, con 1.624 y 38 muertes, y Hillsborough (oeste), donde está Tampa, con 1.613 casos y 60 muertes.

Florida forma parte de los estados que ha empezado a salir se las políticas de confinamiento adoptadas para hacer frente a la pandemia y desde este lunes todo su territorio está en Fase Uno, aunque el alcance de la desescalada varía de un condado a otro y entre las ciudades.

Los últimos en incorporarse han sido Miami-Dade y Broward, donde, entre otros signos de vuelta a la normalidad, abrieron ya algunos grandes centros comerciales como Dadeland y Sawgrass Mills, aunque sin la habitual presencia masiva de turistas.

El turismo, el motor de la economía de Florida, está todavía "en el limbo", como tituló hoy un diario.

La Iglesia Católica dio un primer paso hacia el desconfinamiento al anunciar hoy la Arquidiócesis de Miami que las misas abiertas al público se reanudarán a partir del 26 de mayo en Miami-Dade y Broward.

Desde ayer lunes se puede celebrar misa con fieles también en los Cayos de Florida.

RACIONES ANTE EL LENTO DESPEGUE

Entre tanto, la ciudad de Miami, una de las más afectadas por el coronavirus y también por el desempleo, se prepara para abrir este miércoles a paso lento.

Con una economía paralizada, la ciudad mantiene a diario la repartición de mercados, a la que se sumó este martes la de comidas calientes donadas por dos restaurantes del barrio de la Pequeña Habana.

Este martes la nueva iniciativa repartió 2.000 raciones de las 12.000 que espera entregar semanalmente hasta fin de año, previendo una lenta recuperación del turismo.

La distribución se realizó tanto para personas a pie como para aquellos que iban en vehículos, como Omar Zabaleta, quien estuvo esperando dos horas.

"Para mí esta ayuda es muy importante porque este es un periodo difícil el que estamos viviendo", dijo a Efe este colombiano que en marzo perdió su trabajo como guardia de seguridad del aeropuerto.

La cubana Dinora García, también beneficiaria de la comida, aseguró que encontrar empleo "va a ser un poquito difícil dada la situación y la forma en que ha golpeado el coronavirus en Miami".

La comida fue proporcionada por El Cristo y El rinconcito mexicano, que mantendrán esta ayuda de lunes a sábado en diferentes zonas de las ciudad, y hace parte de una iniciativa organizada por el comisionado (concejal) de Miami Joe Carollo.

El concejal señaló que tratará de mantenerla hasta fin de año porque no cree que la economía "va a cambiar de un día para otro, será "un proceso de recuperación económico lento", de hasta dos años.

"Aquí en Miami, al igual que en otras ciudades principales del mundo como Madrid, Barcelona, Marbella, somos ciudades que dependemos mucho del turismo. Ese turismo mundial que conocíamos antes ya no va a ser lo mismo", se lamentó.

(c) Agencia EFE