Piden 12 años de prisión para tres ‘desokupadores’ y más de 7.000 euros de multa para quien les contrató

·3 min de lectura

Tres trabajadores de una empresa que lleva a cabo ‘desokupaciones’ y el empresario inmobiliario que les contrató se enfrentan a una posible pena de 12 años de prisión y a una multa de 7.200 euros, respectivamente Están acusados de varios delitos relacionados con el desalojo de dos viviendas en Valencia, según informa el diario Levante-EMV.

El fiscal del caso pide para los tres trabajadores de la empresa contratada para llevar a cabo la desokupación de dos viviendas en Valencia 12 años de prisión. (Foto: Getty Images)
El fiscal del caso pide para los tres trabajadores de la empresa contratada para llevar a cabo la desokupación de dos viviendas en Valencia 12 años de prisión. (Foto: Getty Images)

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de septiembre, de madrugada. Los tres hombres, de nacionalidad española y 32 años de edad, según el citado diario, fueron detenidos por la Policía, que fue alertada de lo que estaba ocurriendo. La pareja que se encontraba en ese momento en la vivienda aseguró en su declaración ante los agentes que los hombres habían entrado con el rostro cubierto por pasamontañas y con objetos punzantes. Estos, por su parte, alegaron que solo estaban cumpliendo con el trabajo para el que habían sido contratados.

En el lugar se encontraban unos albañiles con las herramientas y materiales necesarios para cambiar la puerta una vez lograsen sacar a la pareja que estaba en el interior de la vivienda. En aquella operación también fue detenido uno de los okupas, un joven de 28 años, por una orden de entrada en prisión en vigor relacionada con un delito de robo con fuerza.

Lo que ahora se juzga es el caso de la desokupación de las dos viviendas en Valencia. Puestos tras su detención en libertad con cargos, los tres trabajadores de la empresa madrileña cuyo nombre no se ha publicado se enfrentan a la petición del fiscal de 12 años de prisión para ellos por dos delitos de allanamiento de morada (uno por cada propiedad) y cuatro de coacciones (uno por cada una de las personas desalojadas) por las supuestas amenazas de ejercer la violencia contra ellos si no accedían a marcharse.

El fiscal del caso, en base al testimonio de las personas que aseguran que fueron sacadas a la fuerza, argumenta que los acusados les obligaron a firmar un documento por el cual renunciaban a seguir en la vivienda. Además de la pena de prisión, también se pide para ellos una multa de 3.500 euros por las lesiones leves sufridas por las dos parejas.

Según el relato de los desokupados, los tres hombres entraron mientras dormían, encapuchados y les amenazaron. Uno de ellos se enfrenta también a una acusación de abuso sexual porque una de las mujeres ha asegurado que le tocó los pechos mientras se vestía.

Por su parte, el propietario de las dos viviendas, un promotor inmobiliario, se enfrenta a una multa de 7.200 euros por un supuesto delito de realización arbitraria del propio derecho al contratar los servicios de esta empresa “prescindiendo del procedimiento judicial legalmente previsto” en estos casos.

Desde la empresa encargada de estos desalojos, un portavoz ha declarado a Levante-EMV que sus “chicos jamás han utilizado la violencia, nuestro trabajo es de mediación para que se vayan voluntariamente.

EN VÍDEO | La última princesa del palacio de Caravaggio: "Espero que lo traten con amor"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente