Desafíos del cáncer de pulmón: tolerancia cero al tabaco y detección precoz

·5 min de lectura

Madrid, 16 nov (EFE).- Tolerancia cero al tabaco para prevenir el 80% de los cánceres de pulmón; implantar un cribado en el sistema nacional de salud para la detección precoz o avanzar en la medicina de precisión son algunos de los desafíos para frenar uno de los tumores con mayor incidencia y mortalidad.

Pero también emponderar al paciente y trasladar la investigación académica a la práctica clínica son otras metas analizadas en el debate “Cinco años, cinco retos” de los Diálogos EFEsalud que ha organizado con el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) en colaboración con la compañía farmacéutica Bristol-Myers Squibb.

En la víspera del Día Mundial contra el Cáncer de Pulmón, representantes de la ciencia, la oncología y los pacientes han hablado sobre prevención, investigación y atención clínica de un tumor que cada año causa 20.000 nuevos casos en España.

LA PREVENCIÓN: TABACO NO

El director del Instituto de Salud Carlos III, el oncólogo Cristóbal Belda, ha considerado que “prevención es igual a tabaco cero” y ha pedido avanzar más allá de la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados: “Es el siguiente paso que tenemos que reflexionar entre todos y debe darse de forma progresiva”.

El jefe del Servicio de Oncología del Hospital General de Alicante y secretario general del GECP, Bartomeu Massuti, ha recalcado que el tumor de pulmón “es uno de los pocos cánceres que podemos evitar que aparezca” ya que es fruto en el 80% de los casos del tabaquismo directo.

“Es una adicción, tiene una vertiente patológica, que debe ser abordada por el sistema de salud”, ha apuntado el doctor tras recordar que el tabaco también está detrás de otros muchos cánceres.

Por su parte, el jefe de Oncología del Hospital Insular de Gran Canaria y vocal del GECP, Delvys Rodríguez, ha recordado que otros factores de riesgo son el abuso del alcohol, la dieta y la falta de ejercicio y ha indicado que este tumor también afecta a un 20% de personas que nunca ha fumado.

Desde el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), la psicooncóloga Alba Medina ha puesto el foco en el aumento de la incidencia en mujeres y jóvenes y ha pedido programas de deshabituación tabáquica y campañas de prevención y educación.

EL RETO DE LA DETECCIÓN TEMPRANA

Solo el 21% de los tumores de pulmón se detecta en fases iniciales, dado que presenta síntomas inespecíficos, por lo que implantar cribados (como el de mama, cérvix o colon) en el sistema nacional de salud es un debate abierto.

Existe evidencia científica sobre el impacto de los cribados en la supervivencia pero cómo implementarlo en el sistema nacional de salud se trata de un “reto de una complejidad muy elevada” al que nos tenemos que enfrentar, ha considerado Cristóbal Belda.

Para el doctor Massuti, reducir la mortalidad por cáncer de pulmón pasa por hacer diagnósticos en estadios más precoces y ha propuesto hacer “TAC de baja dosis a los pacientes en riesgo”, si bien el reto es identificar a estos candidatos e interpretar los resultados radiológicos.

En este sentido, el oncólogo Delvys Rodríguez ha dicho que el cribado de pulmón “es una realidad que debemos tener cuanto antes” para poder “curar” a los pacientes con estadio precoz, pero también ha mencionado que el 60% de los nódulos detectados son benignos y requieren intervenciones quirúrgicas con el consiguiente coste.

MEDICINA DE PRECISIÓN E INVESTIGACIÓN

El conocimiento de las distintas alteraciones moleculares de los tumores y los tratamientos individualizados hacen que la implantación de la medicina de precisión sea uno de los grandes desafíos.

“El Instituto Carlos III es consciente de que hay una buena parte de las herramientas necesarias para hacer esa disección molecular que no están en estos momentos incorporadas dentro de la cartera de servicios, ni probablemente muchas de ellas disponen del ámbito regulatorio que permita su uso en la práctica convencional”, ha reconocido Belda.

Por eso, desde este instituto, se ha lanzado la plataforma IMPaCT que pone la tecnología disponible en el campo de la investigación al servicio de la actividad asistencial.

“Debemos flexibilizar las barreras entre la investigación y la asistencia. Hoy existe una demanda de la tecnología de los institutos de investigación para la actividad asistencial”, ha reclamado el doctor Massuti.

Respecto a las consecuencias de la pandemia en la investigación, el director del Instituto Carlos III ha asegurado que no solo se han incrementado los fondos relacionados con la covid sino que también se ha hecho en el resto de las áreas de conocimiento, gestionando en 2020 casi el doble de financiación que en los años anteriores.

EL PACIENTE EMPONDERADO

Y todos estos desafíos giran en torno al paciente de cáncer de pulmón, un paciente “emponderado” que ejerza un rol activo en el proceso de su enfermedad y tenga una óptima comunicación con su oncólogo, como ha demandado la psicooncóloga de GEPAC, Alba Medina.

El doctor Delvys Rodríguez ha reconocido que, en una realidad de consultas saturadas, es “fundamental” dedicar más tiempo a cada paciente; trabajar en el estigma que conlleva y en promover su participación en los ensayos clínicos.

Bartomeu Massuti ha puesto el acento en la organización de la atención al paciente en un circuito de equipos multidisciplinares.

Los cuatro ponentes han coincidido en señalar, como conclusión, que el futuro del cáncer de pulmón pasa por avanzar en los tratamientos de inmunoterapia y terapias dirigidas, también en los estadios iniciales, para alargar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los enfermos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente