Desabastecimiento de leche infantil en EEUU

·1 min de lectura

Estados Unidos atraviesa una crisis de suministro de leche en polvo para bebés desde que los laboratorios Abbott retiraran sus productos tras recibir quejas de infecciones bacterianas. Una de las soluciones que ha encontrado es recurrir a países de Europa, como Alemania, Suiza o Países Bajos.

Leche para bebés en una base militar

"Están viendo detrás de mí a nuestro equipo con las paletas de leche en polvo con una carga procedente de varios países de Europa, que viajará en un avión de carga C 17 a un centro médico de Estados Unidos. Bueno, la leche en polvo es algo nuevo para nosotros, pero estamos aquí para ayudar, siempre que nos necesiten", explica el oficial Benjamin Taber, de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en Alemania.

Aunque el laboratorio Abbott ha llegado a un acuerdo con el regulador sanitario para reanudar la producción, muchos comercios han quedado desabastecidos.

Supermercados desabastecidos

En lugares como Texas, Tennessee o Iowa, más del 50% de los productos están agotados. Quienes más sufren son las familias con menos recursos. Casi la mitad de esa leche se compra bajo el programa de ayuda a familias pobres.

"Estoy preocupada, la cosa se pone un poco más difícil, dice Rose Turner, desempleada madre de tres hijos. Estoy rezando para conseguir leche para mi hijo, tengo que cuidar de él".

Los principales fabricantes de leche de fórmula, como Nestlé y Reckitt Benckiser han aumentado los suministros a Estados Unidos para intentar resolver el problema.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente