Derrota del Partido Socialista en Lisboa tras 14 años al frente de la alcaldía de la capital

·1 min de lectura

Sorpresa mayúscula en las elecciones municipales de Portugal. Tras 14 años al mando en Lisboa, el Partido Socialista vio este domingo como el conservador Carlos Moedas del PSD se convertía en el nuevo alcalde de la capital.

El triunfo de Moedas echaba por tierra las previsiones de las encuestas, tras una jornada marcada por la alta abstención: más del 46 por ciento de los llamados a votar prefirió no hacerlo.

"Hoy arrancamos un nuevo ciclo: nuevos tiempos", decía Moedas en referencia al nombre de la coalición de centroderecha. "Creo profundamente, con convicción, que este nuevo ciclo comienza en Lisboa pero que no terminará en Lisboa", remarcaba el nuevo alcalde de la capital ante el fervor de sus seguidores.

Ni Lisboa ni Oporto

La victoria de los conservadores en la capital supone un duro varapalo para el partido del primer ministro António Costa, que a pesar de haber ganado en número de votos en todo el país ve como se queda sin gobernar sus dos principales ciudades, Lisboa y Oporto.

"Si miramos los votos en conjunto, los datos muestran una victoria nacional del Partido Socialista", defendía Costa con poca autocrítica. "Seguimos siendo el principal partido en los ayuntamientos y en los distritos. Ese era el objetivo que nos habíamos fijado y, por tanto, por mucho que se quiera tergiversar, es una realidad innegable: el Partido Socialista ganó estas elecciones", insistía el primer ministro.

Las encuestas no fallaron con respecto al independiente Rui Moreira, que volvió a ganar con solvencia, por tercera y última vez, la alcaldía de Oporto, cargo que ostenta casi sin competencia desde el año 2013.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente