Derinkuyu, la ciudad subterránea construida hace 3.600 años en la que vivían 10.000 personas

TresB

Derinkuyu, en la región turca de Capadocia, (Anatolia central), es la ciudad subterránea más profunda del mundo. Fue descubierta por casualidad en 1963 por un hombre que derribó una pared del sótano de su casa-cueva. Omer Demir, así es como se llamaba, pensó que había encontrado una habitación secreta de su vivienda, pero, tras adentrarse en ella, fue cruzándose con más y más estancias. Seguramente jamás imaginó que se había topado con uno de los principales hallazgos arqueológicos del siglo XX.

Se cree que el primer nivel de esta ciudad subterránea fue excavado alrededor del 1400 a.C. por los hititas, un pueblo de la Antigüedad que vivió su máximo esplendor entre los siglos XVIII y XIII antes de nuestra era, período en el cual se convirtió en una de las principales potencias de Oriente Próximo. Posteriormente, Derinkuyu sufrió numerosas modificaciones a lo largo de su historia, especialmente durante el Imperio bizantino. Después permaneció durante muchos años oculta hasta su descubrimiento.

Los arqueólogos llevan décadas estudiando Derinkuyu y, hasta el momento, han descubierto 20 niveles subterráneos y han llegado a los 40 metros de profundidad, aunque la ciudad podría tener alcanzar los 90. En su interior, los científicos estiman que vivían unas 10.000 personas, aunque en casos de necesidad podría haber acogido hasta 50.000.

Relacionado: (FOTOS) Este templo increíble está excavado en la roca y mucha gente cree que debería ser la octava maravilla del mundo