¿Es necesario el depilado corporal para mejorar la velocidad en la natación?

·7 min de lectura

Por: Dra. Soledad Echegoyen Monroy / Especialista en Medicina del Deporte

En la actualidad cada vez más hombres se depilan o rasuran el vello corporal. Pareciera que la percepción de la belleza ha cambiado a través de los años. Posiblemente esto se deba a que se sienten más cómodos o simplemente porque los estándares de la estética han cambiado. Algunos pudieran decir que el rasurarse otorga una apariencia más juvenil o simplemente da una sensación de limpieza y comodidad. En pleno siglo XXI esta actividad ha cobrado mucho auge pues cada vez más hombres lo hacen. No obstante, el rasurado corporal se ha llevado a cabo en el deporte desde hace muchos años. El primero en hacerlo fue el ciclista Giovanni Gerbi en las primeras décadas de los 1900. En los nadadores tampoco es algo nuevo o de moda, pues desde los años 50 se rasuran los brazos, las piernas, el torso y a veces la cabeza. En 1968 se dijo que no había evidencia válida para rasurarse y de esta manera mejorar el desempeño; el histórico entrenador de natación de EEUU, James Counsilman, incluso dijo que lo que aumentaba era la sensibilidad del nadador, sintiendo la presión de agua y que esto mejoraba su coordinación.

CAPTION: El estadounidense Connor Jaeger compitiendo en la final de natación masculina 1500m estilo libre en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico Acuático de Río de Janeiro el 13 de agosto de 2016. / FRANCOIS-XAVIER MARIT / AFP a través de Getty Images)
El estadounidense Connor Jaeger compitiendo en la final de natación masculina 1500m estilo libre en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Estadio Olímpico Acuático de Río de Janeiro el 13 de agosto de 2016. / FRANCOIS-XAVIER MARIT / AFP a través de Getty Images)

¿Qué pasa hoy?

El rasurado corporal en la actualidad es algo común en todas las competencias de natación. Claramente en las fotografías de nadadores olímpicos se pueden ver los cuerpos libres de todo vello corporal en las zonas en donde el agua pudiera tener fricción. Los nadadores se rasuran los brazos, piernas, torso y a veces la cabeza para competir. ¿Pero esta actividad tiene una justificación científica? ¿Les facilita el nado? ¿Mejora su desempeño y sobre todo la velocidad tan necesaria en una justa olímpica?

Laszlo Cseh, de Hungría, compite en los 200m de mariposa en los Juegos Olímpicos Río 2016 en el Estadio Olímpico Acuático el 8 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Adam Pretty / Getty Images)
Laszlo Cseh, de Hungría, compite en los 200m de mariposa en los Juegos Olímpicos Río 2016 en el Estadio Olímpico Acuático el 8 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Adam Pretty / Getty Images)

En algunas publicaciones de dominio público refieren que los nadadores se rasuran porque tienen un mayor deslizamiento del cuerpo sobre el agua, porque lo consideran más práctico, por estética o porque es más fácil secar el cuerpo. Pero de todo esto ¿Qué es lo que realmente está comprobado científicamente? Hablamos de competencias olímpicas en donde lo más importante es romper marcas, nadar más rápido, ser mejor que el contrario para así ganar más medallas, y para ello la ciencia ha ayudado a que los deportes evolucionen. Ésta busca por medio de estudios científicos las mejores técnicas, entrenamientos y equipos que permitan un mejor desempeño.

Las leyes de la física

En la natación dominan las leyes de la hidrodinámica, porque el cuerpo se desliza en el agua y por tanto tiene que vencer la resistencia del agua, por lo que en este proceso intervienen varios factores: la forma del cuerpo que contacta directamente sobre el agua, el área corporal, la densidad y la posición que tome el cuerpo al momento de deslizarse. En conjunto el cuerpo vence la resistencia al deslizarse sobre el agua. La fuerza de fricción laminar del agua contra los segmentos está relacionada con la viscosidad de la misma y su rozamiento con la superficie corporal. Así que, si lo pensamos así, podríamos decir que los vellos del cuerpo provocan un mayor rozamiento y cuando éstos se depilan hay mayor deslizamiento.

Los estudios científicos que se han hecho para comprobar esto son pocos. Sharp y Costill realizaron un estudio en 1988 debido a que en ese momento no existía literatura científica publicada sobre si el rasurado podía mejorar el desempeño. Se preguntó si esta práctica era efectiva para reducir la resistencia del cuerpo al deslizamiento en el agua. Este primer estudio se realizó con 4 hombres y 2 mujeres. Lo que encontró es que el rasurarse reducía el costo fisiológico del ejercicio, pero no pudo comprobar que disminuyeran los tiempos en el nado. Concluyó que no había certeza en el rasurado para mejorar los tiempos, pero sí que había un menor gasto y que eso posiblemente era por la menor fricción y también comentó la posible intervención del aumento de la sensibilidad.

En 1989 los mismos autores publicaron otro estudio que se realizó en nueve nadadores colegiales. Con este estudio se concluyó que posiblemente el rasurado disminuía la resistencia y se tenía un mejor gasto fisiológico. Si bien hay poca evidencia sobre si el rasurado reduce la fricción, se dice que la reducción de la resistencia causa una reducción en la energía para la brazada, cuando se ha comparado con pieles no rasuradas. Woods (2004) en su tesis de maestría menciona que los nadadores tienen sensaciones subjetivas al rasurarse, sienten que disminuye su masa corporal, disminuye la resistencia del agua, se incrementa la flotación y sienten que es más fácil nadar. Incluso se ha mencionado que la depilación es más un placebo por la sensación que tiene de deslizamiento de la piel en el agua. Con todo lo anterior no podemos decir que se tenga todo estudiado. Hasta este momento todavía falta evidencia objetiva que demuestre que el rasurado provoca una menor fricción y que esto lleve a un mejor desempeño.

La velocidad de los cuerpos en el nado depende de la propulsión y la resistencia del agua, por lo que un nadador puede mejorar incrementando la fuerza de propulsión y reduciendo las fuerzas de resistencia. La ciencia ha investigado más sobre la técnica, ya que ésta mejora la propulsión así como la resistencia, de tal manera además se han confeccionado trajes de baño que disminuyen la fricción. Por eso han buscado la alineación de cuerpo, la manera de la brazada, como colocar los brazos cuando se impulsan bajo el agua, así como las telas que se utilizan en los trajes y la manera de confección.

Técnica y tecnología, la verdadera respuesta

La mayoría de las investigaciones en natación se han centrado en la técnica de nado, tal vez recuerden a Michael Phelps, con su maravillosa patada de delfín al entrar al agua o posterior al dar el giro en el extremo de la alberca. Pasa de 12 a 13 metros bajo el agua antes de salir a dar la primera brazada, ese tiempo es el que le dio ventaja. También sobre dónde llevar los brazos al ir por debajo del agua en el impulso, o cómo dar las brazadas. Parece que la ganancia en los tiempos ha sido más por los ajustes técnicos, debido a que los cambios en la técnica reducen la fuerza de resistencia de arrastre y mejoran la propulsión.

El nadador estadounidense Michael Phelps compite en el evento de natación de los 100 metros mariposa en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 el 2 de agosto de 2012 en Londres. FOTO: FRANCOIS XAVIER MARIT / AFP / GettyImages)
El nadador estadounidense Michael Phelps compite en el evento de natación de los 100 metros mariposa en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 el 2 de agosto de 2012 en Londres. FOTO: FRANCOIS XAVIER MARIT / AFP / GettyImages)

También los investigadores se han centrado en el traje de baño, se preocupan por la tela, las costuras, la forma, las tallas, ya que los trajes pueden generar menos resistencia. En 2008 se fabricaron trajes de neopreno, esto incrementó la velocidad de nado y en un solo evento se mejoraron 43 récord mundiales. Desde 2010 no se permiten trajes de cuerpo completo, porque se considera un doping tecnológico.

 El australiano Ian Thorpe en acción durante la primera ronda de 200 m estilo libre masculino de los Juegos de la Commonwealth de 2002 . FOTO: DAMIEN MEYER / AFP a través de Getty Images
El australiano Ian Thorpe en acción durante la primera ronda de 200 m estilo libre masculino de los Juegos de la Commonwealth de 2002 . FOTO: DAMIEN MEYER / AFP a través de Getty Images

A pesar de que no se tiene la suficiente evidencia científica sobre el rasurado, se sigue recomendando entre los nadadores y estos lo hacen. Porque al final en una competencia olímpica, se tienen que buscar todas las posibilidades que pudieran influir en un mejor resultado debido a que la preparación para llegar a ese lugar ha sido exhaustiva y por muchos años. Los atletas no pueden permitir que una milésima de segundo se interponga para ganar. ¿O no harías tú lo mismo?

Michael Phelps, Matthew Grevers y Brendan Hansen ganando la medalla de oro en relevos de 4 x 100m combinados en el Centro Acuático de Olympic Park, Stratford durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, FOTO: Corbis a través de Getty Image
Michael Phelps, Matthew Grevers y Brendan Hansen ganando la medalla de oro en relevos de 4 x 100m combinados en el Centro Acuático de Olympic Park, Stratford durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, FOTO: Corbis a través de Getty Image

También debes ver:

Cómo criar a un atleta olímpico: Annia Hatch, una gimnasta extraordinaria

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente