Esta es la dependencia del gas ruso en distintos países europeos

En medio de la tensión entre Rusia y Ucrania, uno de los principales temores es que Moscú decida cerrar el grifo de la exportación de gas a Europa, lo que provocaría una crisis energética en el Viejo Continente.

De ahí que tanto Estados Unidos y la Unión Europea ya trabajen en una alternativa y se está negociando con Qatar, aunque el pequeño emirato ya ha advertido de que no cree que sea capaz de reemplazar por sí mismo toda la cantidad necesaria. Además, quiere garantías de que ese gas natural no sea luego revendido a otros países.

Rusia proporciona a través de gasoductos alrededor del 40% del gas que se consume en Europa, porcentaje que aumenta significativamente en países del centro y el este del continente, donde en algunos casos la dependencia es del 100%, según datos de la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación de los Reguladores de la Energía correspondientes al 2020.

Entre las rutas de transporte destacadas se incluyen el oleoducto Yamal, que atraviesa Bielorrusia y Polonia con una capacidad de 33.000 millones de metros cúbicos al año, y el oleoducto North Stream, más potente, que cruza el mar Báltico y puede transportar 55.000 millones de metros cúbicos al año.

Más historias que te pueden interesar: