Depay, la baza ofensiva de un Barcelona en el ojo del huracán

·3 min de lectura
El delantero del Barcelona Memphis Depay salta durante un entrenamiento en la ciudad deportiva del equipo, en Sant Joan Despí, el 28 de septiembre de 2021 (AFP/Josep Lago)

Ya en dificultades en la Liga de Campeones tras la goleada 3-0 encajada por el Bayern de Munich hace quince días, el Barcelona se mide el miércoles al Benfica con la obligación de ganar y para ello cuenta con Memphis Depay, su nueva baza ofensiva, para afrontar el desafío.

Tres días después de una buena actuación en su estadio frente al Levante en Liga (3-0), los azulgranas quieren que sigan creciendo esos brotes verdes como una señal de su vuelta a su mejor nivel.

A la espera de Ousmane Dembélé, que sigue reponiéndose de una lesión, Ronald Koeman recuperó a su prodigio Ansu Fati, heredero del N.10 de Messi, goleador el domingo e imagen de este nuevo y rejuvenecido Barça.

- Goleador providencial -

Pero, desde el inicio de la temporada, es otro jugador quien ha tomado el sitio de goleador providencial que ocupaba hasta ahora la leyenda argentina.

Memphis Depay, llegado libre en verano procedente del Lyon y una de las peticiones prioritarias de Koeman desde su nombramiento como entrenador, ya ha seducido a los aficionados culés.

Titular en los siete partidos del Barça en esta temporada, Depay ha marcado tres goles en seis encuentros de Liga y ha conseguido 14 regates, que le han ayudado a meterse al público del Camp Nou en el bolsillo.

Con Karim Benzema, Depay es el jugador que más dispara en la Liga: el internacional holandés ha intentado 17 tiros, 13 de ellos entre los tres palos, es decir, las cifras más altas del campeonato español junto con el delantero francés.

Desde las salidas en verano de Lionel Messi y Antoine Griezmann, autores de 58 de los 122 goles marcados por el Barça la temporada pasada, Depay se ha visto en la obligación de aceptar el papel de goleador del club catalán.

- 'Hay que ser más colectivo' -

Pero si ya ha sido el salvador del Barça en el plano doméstico, ya fuera para lograr un empate 1-1 en Bilbao, ganar 2-1 en Getafe, o iniciar la cuenta el domingo con un penal en el minuto 4 frente al Levante, Depay sueña ahora con brillar en el plano continental.

Mudo como todos sus compañeros frente al Bayern, el delantero holandés no ha vuelto a marcar en la Champions desde el 7 de agosto de 2020, hace más de un año. Fue con el Lyon frente a la Juventus de Cristiano Ronaldo (derrota 2-1).

Con Dembélé y Agüero todavía en la enfermería, y con Philippe Coutinho, Ansu Fati y Luuk de Jong, el otro fichaje ofensivo del Barça este verano, volviendo de lesión, Depay es la única baza segura de los azulgranas en ataque.

"Memphis es un buen jugador, pero es un artista, un individualista. En un equipo tan grande, creo que hay que ser algo más colectivo. Tengo la impresión de que juega demasiado para él, y no sé si será suficiente un club de élite", dijo la antigua leyenda holandesa Marco van Basten en el programa "El Rondo" en cadena Ziggo Sport, añadiendo que "tengo dudas sobre que esté hecho para el Barcelona".

Rebelde y dotado de un fuerte carácter, Memphis Depay tendrá que responder sobre el césped del Estadio da Luz el miércoles, para responder a las palabras de su compatriota y dar brillo al Barcelona en la escena continental.

pve/jde/gr/psr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente