Denuncian la retención de tres periodistas colombianos en una protesta en Barranquilla

Miles de personas participan en una protesta con motivo del paro nacional, durante el séptimo día de protestas, en Medellín (Colombia). EFE/ Luis Eduardo Noriega

Bogotá, 29 nov (EFE).- El diario colombiano El Heraldo denunció este viernes que dos de sus periodistas y un reportero gráfico de otro medio fueron retenidos cerca de dos horas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía mientras cubrían una protesta estudiantil en Barranquilla contra las políticas del Gobierno.

Los detenidos que trabajan en El Heraldo son la reportera Cheyenne Luján y la fotógrafa Mery Granados, mientras que la otra persona que fue subida por los uniformados a un camión de la Policía es el reportero gráfico independiente Carlos Cordero.

Viany Pérez Vargas, editora de El Heraldo, detalló a Efe que los reporteros fueron retenidos en un enfrentamiento entre manifestantes y el Esmad, que llegó a la zona de la protesta para despejar la Autopista Circunvalar que había sido bloqueada.

"Estaban registrando los hechos y a Carlos Cordero lo tiraron al suelo y le quitaron la cámara. Mery siguió tomando fotografías y luego a ellas las subieron también al camión del Esmad, aunque a Mery no le quitaron la cámara fotográfica", añadió.

Según relató, las reporteras de El Heraldo se identificaron como periodistas y los uniformados las bajaron del camión para llevarlas en una patrulla a una estación policial, donde el periódico hizo el trámite para que les dejaran libres.

"Lo que argumenta la Policía es que lo hicieron dentro del procedimiento de disolución de la manifestación y no diferenciaron supuestamente (entre periodistas y manifestantes), pese a que ellas mostraron su identificación", detalló.

La editora señaló que El Heraldo rechaza "la forma en la que la Policía procede porque entendemos la labor que tienen que hacer las autoridades de control pero evidentemente la labor informativa está por encima de todo y ellos estaban ejerciendo su tarea, no tenían que ser retenidas".

En ese sentido, el diario informó que los tres reporteros fueron dejados en libertad después de las 15.00 hora local (20.00 GMT).

El comandante de la Policía de Barranquilla, general Ricardo Alarcón, señaló que los periodistas no estaban "plenamente identificados, no llevaban el chaleco que usualmente se utiliza en estos eventos para que sean reconocidos y no portaban el carné de manera visible".

"Una vez me comunico con el director de El Heraldo (Marco Schwartz), que me manifiesta que hay dos periodistas allí y ordeno que los identifiquen. Cuando son identificados se procede a dejarlos salir", explicó a la prensa el general Alarcón quien añadió que a Cordero le devolvieron la cámara fotográfica.

Frente a esta situación, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) aseguró que está "documentando la retención ilegal de varios periodistas en la ciudad de Barranquilla mientras cubrían la jornada de protesta de hoy".

Desde el pasado jueves miles de colombianos se congregan en las calles de las principales ciudades del país para manifestarse en contra de las políticas económicas y sociales del presidente Iván Duque, si bien con el pasar de los días otras motivaciones se han sumado, lo que empieza a causar pérdidas sobre todo al comercio.