Denunciados 17 cazadores en Aragón por incumplir las restricciones de movilidad

Agencia EFE
·2 min de lectura

Zaragoza, 17 nov (EFE).- Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil denunciaron el pasado fin de semana en dos cotos de caza de la provincia a 17 cazadores, catorce de ellos procedentes de Navarra, por incumplir las limitaciones de movimiento establecidas en la Comunidad aragonesa frente al coronavirus.

Según informa el Instituto Armado, durante la mañana del pasado sábado, una patrulla del Seprona localizó una batida de caza mayor en un coto vallado en Sos del Rey Católico y procedió a verificar la documentación de la cacería para comprobar el cumplimiento de las medidas sanitarias, así como a identificar a los cazadores y sus vehículos.

Los agentes comprobaron que catorce de los cazadores participantes se habían desplazado desde Navarra para asistir a la cacería, por lo que fueron sancionadas por incumplir las limitaciones de movilidad entre ambas comunidades autónomas.

Un día más tarde, otra patrulla del Seprona procedió a identificar a varios cazadores que se encontraban en el exterior de una caseta ubicada en un coto en Urrea de Jalón, y comprobaron que tres de ellos habían viajado desde la ciudad de Zaragoza con sus armas y perros.

Los tres cazadores fueron sancionados por incumplir el confinamiento perimetral de la capital aragonesa.

Por otra parte, a últimas horas de la tarde del pasado sábado fue interceptado a la entrada de la localidad de Undués de Lerda por agentes de Seprona un vehículo de carga con 28 jabalíes abatidos en la referida batida llevada a cabo esa misma jornada en Sos del Rey Católico.

Según las fuentes citadas, el vehículo se dirigía a una empresa de Huesca para su comercialización, pero al comprobar los agentes que el transportista no portaba la documentación pertinente de trazabilidad, que los animales se encontraban eviscerados y que no estaba garantizada la cadena de frío.

Tras determinar los servicios sanitarios del Departamento de Sanidad de Zaragoza que los animales no eran aptos para el consumo y ordenar su destrucción, los agentes procedieron a levantar una denuncia contra el transportista.

(c) Agencia EFE