Denuncia el uso sin permiso de una imagen de su mujer moribunda en las cajetillas de tabaco

Entró en un estanco y allí, donde se apilaban las cajetillas de tabaco, reconoció el rostro de su mujer moribunda. Es lo que le ha ocurrido a un vecino de Misano, en Italia, que prefiere no dar a conocer su identidad porque aún está procesando el shock que le produjo. Su abogado, en declaraciones a La Repubblica, ha explicado que piden una indemnización de 100 millones de euros y que llevarán el caso hasta Estados Unidos. Esta no es la primera denuncia que se produce en este sentido. La autoridades europeas aseguran que no son pacientes reales, sino modelos.

Tiene 50 años y reconoce que la imagen le está haciendo revivir la muerte de su mujer . En su testimonio a este diario italiano ha contado que la foto se la tomaron mientras estuvo ingresada en el hospital y que en ese momento estuvieron presentes varios familiares. “Me contó que le habían sacado fotos, pero ella estaba débil y frágil en aquel momento y no se negó. Pero sobre todo nunca firmó ninguna autorización”, mantiene.

Además, el viudo de la supuesta fotografiada añade que ella ni siquiera murió de una enfermedad causada por el tabaco. Fumaba, sí, pero unos tres cigarrillos al día y lo que la mató fue un tumor que nada tenía que ver con el hábito de fumar. “Ver a mi mujer arrugada sobre el paquete, tirada a la basura y pisoteada en medio de la calle… Seguiré adelante con esta batalla para recuperar su dignidad”, ha anunciado.

Su abogado, Guglielmo Guerra, ha declarado que llevarán la lucha hasta los tribunales estadounidenses ya que cree que lo italianos nada pueden hacer dado que la sede de la mayoría de estas grandes compañías se encuentran en Estados Unidos. Sobre la respuesta dada hasta ahora, le dicen que no tienen ninguna responsabilidad y que es un asunto de la Comisión Europea o del Ministerio de sanidad.

“Pero la foto la han publicado ellos sin autorización”, puntualiza tajante. En cuanto a la indemnización, aunque deja en todo momento claro que es “difícil cuantificar el daño, que es inmenso”, la cifra que piden como compensación es de 100 millones de euros.

Esa es la versión dada por el denunciante y su abogado, pero lo cierto es que este no es el primer caso que se produce de este tipo. Este viudo italiano no ha sido el único que ha denunciado el uso de la imagen de un familiar en las cajetillas de tabaco.

Hace ahora tres años un vecino de Galicia denunció que habían usado una foto suya tomada durante un ingreso. Sin embargo, el centro en el que estuvo hospitalizado aseguró, como recoge la Cadena Ser, que allí no se hicieron puesto que la boquilla para intubar que aparecía no se correspondía con la que ellos usaban. Además, otras dos personas, un belga y un austríaca denunciaron que el de esa misma imagen era su padre y su marido, respectivamente.

La versión oficial es que los protagonistas de las imágenes de enfermos o fallecidos que aparecen desde hace años en las cajetillas de tabaco para concienciar del peligro que supone fumar son modelos y no pacientes reales. Desde la Comisión Europea, responsable de las mismas, confirmaron a la Agencia Atlas que han recibido varias denuncias en este sentido, pero que, siguiendo una directriz europea, estas son posados de modelos que han firmado un contrato de cesión de las imágenes.

Conocedor probablemente de estos casos previos, el periodista que entrevista al marido italiano que ha presentado ahora la denuncia, le pregunta cómo está seguro de que la de la imagen es su mujer. Según él, por mucho que la retoquen, su mirada está ahí y tras 28 años juntos no tiene ninguna duda de que la de la foto es su esposa.

Desde hace años aparecen por ley imágenes muy duras para concienciar a los fumadores del peligro del tabaquismo. (Foto: PAOLO COCCO/AFP/Getty Images)