Una pareja, ante el juez por criticar en un foro las calidades de una promoción de viviendas

M. J. Arias
·3 min de lectura

La organización de consumidores FACUA ha informado de la existencia de un auto en el juzgado de instrucción 50 de Madrid contra el usuario de un foro de Internet y su pareja donde este vertió críticas y comentarios sobre las calidades de una promoción de viviendas. Se les acusa de comentarios supuestamente denigratorios contra la promotora inmobiliaria Valenor; mientras el abogado defensor ha detallado a FACUA lo que considera irregularidades en el proceso.

El abogado de los acusados señala irregularidades en el proceso. (Foto: Getty Images)
El abogado de los acusados señala irregularidades en el proceso. (Foto: Getty Images)

Los hechos recogidos en el auto se remontan a 2018 en el marco del foro de la web nuevosvecinos.com. Allí, varios compradores de viviendas de una promoción inmobiliaria vertieron sus quejas sobre las calidades de las mismas. El ahora acusado –que entonces aún no había recibido las llaves de la suya– lo que hizo, como muestran los pantallazos adjuntados al proceso, fue comentar lo dicho por otros usuarios.

Así, por ejemplo, como recoge FACUA en su comunicado, uno de ellos decía lo siguiente: “Me parece un poco lamentable que pisos con estos precios y que presumen de estar perfectamente aislados del exterior para ahorro energético presenten estos problemas. Si nos pasase a nosotros en la segunda fase tomaremos las medidas legales oportunas”.

Otro era una respuesta a un propietario que se quejaba del aislamiento tanto térmico como acústico y al que comentó que “creo que si se ríen de ti deberías de tomar las medidas legales oportunas. Te ha costado un dineral el piso como para tener que aguantar calidades basura habiendo pagado por excelentes”.

A las fotos compartidas por algunos usuarios de este foro, respondió que “seguramente más de un comprador se lo pensará tres veces antes de entrar en dichas promociones y soltar más de medio millón de euros viendo lo que está pasando aquí con evidencias fotográficas y experiencias de los compradores anteriores”.

El último incluido en el auto tiene que ver con un comentario en el que aseguraba haberse pasado por la promoción y haber visto goteras con sus propios ojos en las viviendas en construcción.

Lo que denuncia David Bravo, abogado defensor de los dos acusados, es que la instrucción del caso cuenta con irregularidades. Entre otras cosas porque, a su parece, “es obvio” que esos comentarios no son sobre la vivienda de los acusados como se dice en el auto, sino sobre lo dicho por otros usuarios. “O bien el juzgado no conoce el funcionamiento de un foro de internet o bien ha realizado una lectura muy poco atenta de los comentarios”, ha comentado a FACUA.

También ha indicado que se haya llamado a tres subcontratas como testigos para declarar lo que leyeron en el foro cuando los pantallazos de esos comentarios se han adjuntado a la documentación presentada y pueden leerse de manera directa y literal. Además, recuerda que nadie ha impugnado la autenticidad de esas capturas de los comentarios. “Los testigos, todos de parte y con intereses mercantiles cruzados, agrandaban y recordaban mal la literalidad de las palabras realmente escritas en el foro”, sentencia el letrado.

Cuenta que cuando intentó dejar patente que “lo que recordaban no coincidía con las palabras que verdaderamente se habían escrito, enseñándoles los mensajes reales, que constan en el expediente, el juez lo obstaculizó” y que al final “el auto describe las manifestaciones de forma genérica diciendo que consistían en 'todo tipo de comentarios denigratorios' sobre las calidades de la vivienda comprada a las promotoras”.

Añade Bravo que siguiendo la tesis del juzgado y los denunciantes, “tendrían que cerrar la mayoría de los foros de Internet de consumidores y usuarios donde estos opinan sobre la buena o mala calidad de productos o servicios (…). Si los comentarios de esta causa pueden ser un delito, prácticamente cualquier comentario negativo sobre un producto o servicio también lo puede ser, lo que me parece una interpretación tan restrictiva del derecho de libertad de expresión que solo cabe calificarla como pre-constitucional”.

EN VIDEO | El juez pide de nuevo a Fernández Díaz su antiguo móvil para ver sus mensajes