Denman: el glaciar antártico que hará subir el nivel del mar más de lo previsto

Icebergs cerca de la Estación Davis, en la Antártida Oriental.
Icebergs cerca de la Estación Davis, en la Antártida Oriental.

Icebergs cerca de la Estación Davis, en la Antártida Oriental.

A mediados de septiembre, una serie de investigadores advirtieron de que se estaba subestimando una amenaza crucial para la subida del mar: el deshielo del lecho o deshielo basal, en la interfaz de la tierra y la capa de hielo de kilómetros de espesor sobre ella. Podría tratarse de uno de los mayores contribuyentes al aumento del nivel del mar, según publicaron los científicos de la Universidad de Stanford en Nature Communications.

Ahora, otra investigación de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO, en Australia) revela que el glaciar Denman, en la Antártida Oriental, corre el riesgo de retroceder de forma inestable por culpa del aumento de la temperatura del mar.

Los datos “sugieren que probablemente el este de la Antártida contribuya al aumento del nivel del mar más de lo que pensábamos”, ha señalado Stephen Rintoul, coautor del artículo que ha sido publicado en la revista Geophisical Research Letters con el título Vulnerability of Denman glacier to ocean heat flux revealed by profiling float observations.

Tal y como recoge Infobae, el glaciar se ubica sobre el cañón terrestre más profundo de la Tierra, con un volumen de hielo equivalente a 1,5 metros de subida del nivel del mar.

70.800 millones de toneladas derretidas por año

Los investigadores australianos usaron mediciones conflotadores de perfil para calcular la cantidad de agua caliente que llega a la depresión que se extiende bajo el glaciar, y obtuvieron los resultados que ahora publican en su investigación. Estiman que el glaciar se derrite a un ritmo de 70.800 millones de toneladas por año.

Hace apenas tres meses, otro estudio del CSIRO publicado en Nature Climate Change desveló cómo los cambios en la circulación del Océano Austral estaban afectando la capa de hielo de la Antártida Oriental, pues hasta entonces se sabía cómo la Antártida occidental se está derritiendo y contribuyendo al aumento del nivel del mar, pero mucho menos sobre la parte oriental del continente helado.

Ha habido un calentamiento inequívoco del océano de hasta 3ºC desde el siglo XX. Ocurre cerca de la costa de los glaciares, con el retroceso más rápido de Denman, Vanderford y Totten

Esta investigación muestra cómo el calentamiento de las aguas en la plataforma de la Antártida Oriental está relacionado con una reorganización de las masas de agua que podría comprometer la estabilidad de la capa de hielo de la región, lo que podría convertirse en un importante contribuyente al aumento global del nivel del mar en el futuro.

“Cuándo y cómo de rápido ocurre esta pérdida de masa de hielo es una de las mayores incertidumbres en los modelos climáticos y las proyecciones del futuro aumento del nivel del mar hasta el año 2100, y nuestro resultado muestra que esta cuenca es más susceptible al derretimiento de lo que se pensaba anteriormente”, explicó entonces la doctora Laura Herraiz-Borreguero, científica de CSIRO ―la agencia científica nacional de Australia― y autora principal del estudio.

El profesor de la Universidad de Southampton Alberto Naveira-Garabato, coautor del estudio, dijo que para cerrar la brecha de conocimiento de la Antártida Oriental, el equipo de investigación analizó un registro completo de nueve décadas de observaciones oceanográficas en la cuenca subglacial Aurora.

“Descubrimos que ha habido un calentamiento inequívoco del océano sobre el talud continental de hasta 2 a 3ºC desde la primera mitad del siglo XX. Está ocurriendo cerca de la costa de los glaciares con el retroceso más rápido de la línea de tierra [el punto donde los glaciares comienzan a flotar], por ejemplo, los glaciares Denman, Vanderford y Totten”, dijo el profesor Naveira-Garabato.

“Como se predice que este cambio persistirá en el siglo XXI, el movimiento de aguas cálidas hacia el este de la Antártida puede continuar intensificándose, amenazando la futura estabilidad de la capa de hielo”, añadió el profesor.

Hace ya dos años se descubrió que el glaciar Denman de la Antártida Oriental ha retrocedido 5 kilómetros en los últimos 22 años. Si se descongela completamente, el hielo en Denman provocaría que el nivel del mar en todo el mundo se eleve alrededor de 1,5 metros, advirtieron entonces los científicos. Según un artículo publicado en la revista Geophysical Research Letters de la American Geophysical Union, Denman experimentó una pérdida de masa acumulada de 268.000 millones de toneladas de hielo entre 1979 y 2017.

Debido a la forma del suelo bajo Denman, existe la posibilidad de una retirada rápida e irreversible, y eso significa aumentos sustanciales en los niveles globales del mar en el futuro

El hielo en la Antártida occidental se ha derretido más rápido en los últimos años, pero “el gran tamaño del glaciar Denman significa que su impacto potencial en el aumento del nivel del mar a largo plazo es igual de importante”, apuntaron los investigadores.

La lengua de hielo Denman ha perdido masa a una tasa de aproximadamente 3 metros por año en promedio en comparación con otras plataformas de hielo de la Antártida Oriental. “Debido a la forma del suelo debajo del lado occidental de Denman, existe la posibilidad de una retirada rápida e irreversible, y eso significa aumentos sustanciales en los niveles globales del mar en el futuro”, advirtieron los autores.

Related...