La demolición de Lützerath, en Alemania, enfrenta a manifestantes medioambientales y a la policía

La manifestación contra el carbón en el pueblo de Lützerath, en el oeste de Alemania, deriva en violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Las protestas se deben a que la localidad alemana va a ser destruida para ampliar una de las mayores minas de carbón, explotada por la empresa energética RWE.

La jóven activista sueca Greta Thunberg se ha unido a los activistas y ha tachado de vergonzosa la decisión del Gobierno federal.

"...Seguimos destruyendo nuestros hábitats naturales y seguimos discriminando y oprimiendo a la gente. Que el gobierno alemán esté haciendo tratos y compromisos con empresas de combustibles fósiles, como RWE, es vergonzoso"

Desde hace varios días, decenas de manifestantes se han atrincherado para evitar que la policía desaloje la zona.

En poco tiempo, Lützerath ha pasado de ser un pueblo abandonado a convertirse en un símbolo de la resistencia contra los combustibles fósiles.