Demandan a los organizadores del concierto del rapero Travis Scott en el que murieron 8 personas

·4 min de lectura

Decenas de personas han presentado demandas contra los organizadores del concierto del rapero Travis Scott en Texas, Estados Unidos, en el que fallecieron ocho personas y cientos resultaron heridas. Por el momento las autoridades investigan las causas de lo ocurrido.

Este 8 de noviembre, las autoridades publicaron por primera vez la lista de las víctimas mortales de en el concierto del rapero Travis Scott el pasado fin de semana durante el Festival Astroworld. Los ocho fallecidos eran jóvenes de entre 14 y 27 años.

Las muertes se produjeron cuando al inicio del concierto se produjo una avalancha hacia el escenario en el que Travis Scott, quien figura entre los organizadores del evento, se estaba subiendo. Entre las víctimas también hay unos 300 heridos.

La agencia de noticias Reuters documenta un total de 35 personas que ya han presentado sus denuncias contra los organizadores, entre los cuales figuran también la compañía de entretenimiento Live Nation, la promotora de conciertos Scoremore, el artista invitado, Drake y otros involucrados.

Acusaciones por no planificar el concierto de forma segura

Según las querellas, "los acusados ​​ni planificaron ni llevaron a cabo el concierto de manera segura". Las demandas acusan a Live Nation de actuar con negligencia al fallar en la tarea de hacer respetar los protocolos de seguridad, al no proporcionar la seguridad adecuada y al no mantener un control de multitudes adecuado.

Una demanda, presentada en el condado texano de Harris en nombre de Wasem Abulawi, uno de los heridos, asegura que "las condiciones fueron creadas y consentidas por los organizadores del festival que causaron varias estampidas y una compresión de la multitud que resultó en la trágica muerte de ocho personas". Su representante asegura que Abulawi se encuentra "grave y permanentemente herido".

Otra denuncia, esta vez en nombre de Manuel Souza, asegura que los organizadores "ignoraron conscientemente los riesgos extremos de daño a los asistentes al concierto y, en algunos casos, alentaron y fomentaron activamente comportamientos peligrosos. Su negligencia grave causó lesiones graves al demandante", quien pide una indemnización de un millón de dólares.

En un comunicado emitido este lunes 8 de noviembre, Live Nation aseguró que se había reunido con las autoridades competentes y que había entregado todas las imágenes de video del concierto. Además, reveló que había ofrecido reembolsos a los asistentes, así como también ayuda económica a las víctimas.

Travis Scott dijo este lunes que cubriría los costos del funeral de las víctimas.

Inyecciones de drogas en el concierto, entre las hipótesis de la estampida

Por el momento la Policía de Houston ha abierto una investigación criminal sobre el incidente pero hasta el momento no ha hecho públicas conclusiones al respecto. Las autoridades aseguran que trabajarán para determinar si los planes de seguridad fueron defectuosos.

Una de las hipótesis que más revuelo ha generado es que alguien hubiera empezado a inyectar drogas entre los presentes en el evento.

La teoría se propagó en las redes sociales después de que Troy Finner, jefe de Policía de Houston, comentara durante una rueda de prensa que un agente de seguridad le había reportado que cuando trató de inmovilizar a un espectador durante el concierto "recibió un pinchazo en el cuello".

Por su parte, Sam Peña, el jefe de bomberos de Houston, confesó que el personal médico que estaba en el concierto tuvo que administrar "varias" dosis de Naloxona, un antagonista de los receptores opioides.

¿Podrían los responsables enfrentar cargos penales?

El código penal de Texas indica que el comportamiento imprudente que causa la muerte de alguien es considerado homicidio involuntario.

Según C.J. Baker, un abogado de lesiones de Texas citado por la agencia Reuters, lo más probable es que los organizadores y promotores del concierto, principales responsables de la seguridad del evento, enfrenten las consecuencias de los hechos.

Sin embargo, Baker asegura que para que esto suceda, los demandantes deben demostrar que los acusados ​​sabían o deberían haber sabido qué acciones tomar para prevenir una tragedia como esta.

"La decisión de presentar cargos penales podría depender de si Scott o los organizadores intervinieron para detener el concierto una vez que supieron que las personas estaban heridas o muertas", dijo Baker.

Por su parte, Richard Mithoff, abogado de lesiones personales en Houston, dijo a la misma agencia que "tanto Live Nation como Scott probablemente argumentarían que el aumento fue repentino e inesperado". No obstante, hizo énfasis en que "el historial de Scott podría ayudar a los demandantes a establecer una negligencia grave".

En el pasado, Travis Scott se declaró culpable de cargos de conducta desordenada en dos conciertos separados. Uno fue en 2015 en un festival de música en Chicago y otro en un concierto en Arkansas en 2017.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente