Denunció que le despidieron por ser hombre y blanco y le indemnizan con 10 millones

·4 min de lectura

David Duvall llevaba casi cinco años trabajando para el hospital Novant Health de Carolina del Sur (Estados Unidos) cuando, de pronto y según su versión sin motivo aparente, fue despedido de su puesto como vicepresidente de marketing. Su trabajo se lo dieron a dos mujeres. Una de ellas, negra. Denunció a su antiguo lugar de trabajo por “discriminación inversa” y ahora un jurado le ha dado la razón con una indemnización de por medio de 10 millones de dólares (unos 8,6 millones de euros), según informa el Daily.

Un jurado civil de Estados Unidos ha fallado a favor de un caso de denuncia por 'discriminación inversa'. (Foto: Getty Images)
Un jurado civil de Estados Unidos ha fallado a favor de un caso de denuncia por 'discriminación inversa'. (Foto: Getty Images)

El caso de Duvall se remonta a 2018, cuando solo le faltaban unos días para cumplir los cinco años en el puesto que le habrían dado derecho a una indemnización por despido mayor. Él siempre ha defendido que no había motivos para despedirle y que tienen buenas referencias de su labor como vicepresidente de marketing del hospital. Convencido de que su salida de la empresa sin explicaciones se debía al programa de diversidad e inclusión que él mismo había apoyado, decidió llevar al Novant Health a los tribunales.

Los argumentos de la demanda

En su demanda, Duvall expone que si bien las dos personas que heredaron sus responsabilidades, Kate Everett y Vicky Free, estaban cualificadas para los puestos que les asignaron no lo estaban más que él y, por lo tanto, no había razón objetiva para su despido. La primera trabajaba para él directamente y fue ascendida a directora de relaciones públicas y comunicaciones. En la división del puesto en dos, a Free le asignaron el ejercicio de directora de marketing. 

Otro de sus argumentos para sustentar la denuncia por lo que consideró un caso de “discriminación inversa”, por ser hombre y blanco, es que otros cinco compañeros fueron despedidos en circunstancias similares en los meses siguientes. Según sus abogados, tanto el despido de Duvall como el de los otros cinco empleados se enmarcó dentro del plan quinquenal del hospital para fomentar e impulsar la diversidad de cara a 2020.

En cuanto a los otros despidos a los que hace referencia la demanda, según el citado diario británico se trataron del director legal, el presidente del grupo médico, el director de información, el director de experiencia del paciente y el presidente de Haymarket Medical Center. Todos eran varones blancos y su puesto fue ocupado después por una mujer o por una persona negra en un plazo de un año a año y medio después del despido de Duvall. 

El jurado ha dado por válidos sus argumentos y pruebas fallando a su favor con una indemnización por discriminación inversa de 10 millones de dólares. El despido fue fulminante y el mismo día que se lo comunicaron le pidieron que abandonase el lugar. “Jesse Cureton notificó al demandante de esta decisión y no ofreció ninguna explicación al respecto, afirmando que la decisión no tenía nada que ver con su desempeño, que él había hecho todo lo que se le pedía y más”, recoge la demanda presentada por sus abogados.

La posición de la compañía

En su defensa, Novant ha negado la acusaciones. En la demanda aseguraba que fue “debido a su deficiente desempeño, incluida su incapacidad para comunicarse de manera efectiva ante un grupo y la delegación de los deberes críticos de su cargo a sus subordinados”. En el caso concreto del ascenso de Everett, la empresa aseguró que ya estaba haciendo una buena parte del trabajo de Duvall antes de su despido.

En un comunicado enviado a DailyMail.com, el hospital se ha mostrado “decepcionado” con la sentencia y anuncia que buscarán “todas las opciones legales, incluida la apelación, durante las próximas semanas y meses”. Además, expresa su compromiso con la diversidad y la inclusión. “Es importante que todos los miembros actuales y futuros del equipo sepan que este veredicto no cambiará el firme compromiso de Novant Health con la diversidad, la inclusión y la equidad para todos”, afirman.

Por su parte, Luke Largess, abogado de Duvall, ha recordado al citado medio que su cliente no está en contra de la diversidad, que él mismo apoyó dentro de la empresa, y que “el caso se trata del hecho de que no se puede despedir a personas solo para crear oportunidades para cubrir puestos. No es un caso contra la diversidad y la inclusión”.

También te puede interesar:

EN VÍDEO | Desertor norcoreano escapa dramáticamente de una prisión china

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente