La demanda china ayuda a los fabricantes alemanes a capear la pandemia de COVID-19

Michael Nienaber
·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador del fabricante alemán de silos y cisternas para líquidos, Feldbinder Special Vehicles, en la planta de la empresa en Winsen, Alemania, el 10 de julio de 2018

Por Michael Nienaber

BERLÍN, 8 feb (Reuters) - El sector industrial alemán evitó una contracción en diciembre a pesar de los confinamientos impuestos por causa del coronavirus en el país y en el extranjero, ya que la fuerte demanda de China ayudó a los fabricantes orientados a la exportación de la mayor economía europea a capear los efectos de la pandemia de COVID-19, según mostraron datos publicados el lunes.

La producción industrial no registró cambios en comparación con el mes anterior, en el que se registró un aumento revisado al alza del 1,5%, según las cifras publicadas por la Oficina Federal de Estadística alemana. Una encuesta de Reuters había previsto un aumento del 0,3%.

Se trata del primer estancamiento tras siete meses consecutivos de expansión.

El principal lastre fue la construcción, cuya producción cayó un 3,2%. En cuanto al sector manufacturero, la producción aumentó un 0,9% en el mes.

El dato revisado al alza de noviembre contribuyó a que la producción industrial global del cuarto trimestre aumentara un 6,1%.

"El sector manufacturero alemán se ha comportado relativamente bien en los últimos meses y eso se debe principalmente a la buena marcha de la economía china", dijo Thomas Gitzel, economista de VP Bank.

"Si la producción en China bulle, la producción local también bulle por aquí", dijo Gitzel, añadiendo que el negocio de coches de lujo del sector automovilístico alemán se estaba beneficiando particularmente de la buena situación de los ingresos en China.

Andreas Scheuerle, analista de DekaBank, también apuntó a factores puntuales positivos en diciembre relacionados con la expiración de un recorte temporal del impuesto sobre las ventas en enero y con el hecho de que los clientes británicos se abastecieron en previsión de un posible Brexit sin acuerdo.

(Información de Michael Nienaber; editado por Caroline Copley y Kirsti Knolle; traducido por Tomás Cobos)