Tras la fiebre por el papel higiénico en la pandemia, ahora les toca el turno al camping gas y al butano: ¿qué está pasando?

·5 min de lectura

En los últimos días, fuentes del sector de la venta de artículos relacionados con las cocinas portátiles de gas y bombonas han señalado a diversos medios nacionales un aumento de la demanda de este tipo de productos tradicionalmente usados para cocinar al aire libre. Lo atribuyen, en parte, a los ecos de las palabras del Gobierno austriaco sobre la posibilidad de un apagón que resuenan en todo el mundo y en que España han hecho que haya quien, ante esta posibilidad y por miedo ha no poder cocinar, se haya lanzado a la búsqueda de un camping gas, un hornillo o similiar.

Fuentes del sector han reconocido a varios medios el aumento de la demanda de hornillos, de los llamados camping gas y del butano. (Foto: Getty Images)
Fuentes del sector han reconocido a varios medios el aumento de la demanda de hornillos, de los llamados camping gas y del butano. (Foto: Getty Images)

El término de ‘gran apagón’ o ‘apagón’ a secas no deja de retumbar en los medios de comunicación desde aquel vídeo publicado por las autoridades de Austria y después de que su Ministra de Defensa, la conservadora Klaudia Tanner, hablase de la posibilidad de que se produzca un blackout eléctrico asegurando de que “la cuestión no es si habrá o no un gran apagón, sino cuándo”. Esas palabras han bastado, parecer ser y a tenor de la realidad que han reflejado medios como Nius y El Periódico de España, para que se dispare la demanda de las bombonas de butano y de los camping gas. 

Según publica el primero de los medios mencionados, que cita fuentes de Repsol, han notado un “repunte en las ventas” que desde la compañía achacan a la estacionalidad de este tipo de energía, que se vende sobre todo entre los meses de octubre y marzo. Ha coincidido en el tiempo con la llegaba el Puente de Todos los Santos (más días libres, más posibilidad de irse de acampada) y del frío. Consultados por Nius, desde Decathlon sí les han reconocido que han notado cierto aumento de la demanda de todo lo que tiene que ver con irse de camping. “Sobre todo demanda de productos de menaje para camping como hornillos y camping gas”, apuntan.

Con la declaración de la pandemia y el confinamiento fueron el papel higiénico, la levadura y la harina y ahora parece que, ante la posibilidad de un apagón eléctrico, hay quien ha decidido prepararse por si sucede y busca alternativas para cocinar por si su cocina eléctrica deja de funcionar repentinamente. Suena a guion de película apocalíptica, pero cada vez son más las informaciones que aparecen al respecto y basca con hacer una búsqueda online para ver cómo se han publicado recientemente distintos reportajes con consejos sobre los mejores camping gas o información de utilidad sobre el gas butano.

Sin stock en algunos comercios

En El Periódico de España publican este mismo jueves cómo, al menos en Madrid, se ha disparado la demanda de estos productos y varias ferreterías de la capital se han quedado sin stock. Lo atribuyen a ese apagón que temen quienes se han lanzado en busca de alternativas para comer caliente. Algo que no ha dejado de sorprender a los ferreteros con los que han hablado.

En la única tienda de Decathlon donde esta semana tenían algunas unidades cuentan que estas se han agotado. Eso sí, se puede comprar online. En su tienda virtual hay varios modelos y todos están disponibles para su envío en 48 horas, con precios que van desde los 20 euros la opción más barata a los 100 euros de la más cara.

Una demanda que, explican en El Periódico de España, también han notado los fabricantes. Uno de ellos, la compañía vasca SuperEgo, ha reconocido que “para garantizar que siga habiendo stock” están limitando el volumen de los pedidos como una forma de asegurarse que, de pronto, haya problemas de desabastecimiento. Algo que, a día de hoy, no está pasando.

Si alguien está interesado, puede adquirir distintos modelos a distintos precios sin moverse de casa en distintas tiendas online. El que sí se ha agotado, como publica La Nueva España, es un hornillo de gas de Lidl por 14 euros que, como casi todo lo que saca a la venta la cadena de supermercados alemana, goza de buenas críticas y mucha popularidad entre sus clientes, que suelen agotar estos productos 'chollo' con rapidez.

También ocurriendo con la pandemia

La demanda, coinciden distintas fuentes, ya aumentó con motivo de la pandemia por el interés de muchos ciudadanos de pasar más tiempo al aire libre tras varios meses de confinamiento y como un plan seguro para evitar los contagios. Lo que estaría sucediendo ahora sería otro aumento de la demanda que atribuyen a los comentarios sobre el apagón.  

La pregunta que, dado el aviso de la ministra austriaca y la demanda de hornillos, se harán muchos es si es posible un apagón eléctrico en España. Desde Red Eléctrica, el operador del sistema eléctrico en España, han sido tajantes afirmando que "no existe ningún indicio objetivo" de que aquí puedan darse los problemas de suministro de los que han advertido en otros países.

En un llamado a la calma, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguraba hace solo unos días que el sistema energético español “es casi una isla, el riesgo de un tipo de apagón por una caída del sistema en terceros países es muy limitado y hay capacidad para poner un cordón sanitario en caso de que eso ocurriera. Es un tema que podemos descartar de nuestro horizonte de preocupaciones con total rotundidad”.

Te puede interesar | VIDEO: El remedio casero infalible contra las pintadas de boli infantiles en el sofá

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente