Demócratas instan a condenar a Trump al cerrar su argumentación en juicio político

Chris LEFKOW, Sebastian SMITH
·4 min de lectura

Los legisladores demócratas en el juicio político a Donald Trump concluyeron el jueves su argumentación, diciendo que el expresidente estadounidense alentó a una insurrección tras perder la reelección y es tan peligroso que se le debería prohibir volver a ocupar el cargo.

Después de dos días de presentaciones, que incluyeron horas de videos de la turba de partidarios de Trump que invadió el Capitolio el 6 de enero, los demócratas de la Cámara de Representantes que ofician de fiscales en el proceso urgieron a los senadores a condenar al exmandatario republicano.

"Nosotros, humildemente, les pedimos que condenen al presidente Trump por un delito del que es abrumadoramente culpable", dijo el congresista Joe Neguse.

"Si no lo hacen, si pretendemos que esto no sucedió, o peor aún, si lo dejamos sin respuesta, ¿quién puede asegurar que no volverá a suceder?", afirmó.

Los abogados de Trump tendrán 16 horas a partir del viernes para presentar su defensa, en la que según adelantaron que sostendrán que Trump no puede ser considerado personalmente responsable por la asonada.

También dirán que el juicio en sí mismo es inconstitucional porque Trump dejó el cargo el 20 de enero, aunque el Senado ya rechazó este planteo en una votación el lunes.

Al refutar estos argumentos, el líder demócrata de la acusación, Jamie Raskin, instó a los senadores a aplicar el "sentido común", y señaló que Trump se mantuvo sin hacer nada durante dos horas mientras sus partidarios arrasaban el Congreso.

"¿Por qué el presidente Trump no les dijo a sus seguidores que pararan el ataque al Capitolio apenas se enteró?", preguntó Raskin. "¿Por qué no hizo nada?"

Más temprano, el presidente Joe Biden dijo que la impactante evidencia presentada contra su predecesor podría cambiar "algunas opiniones".

Pero aunque algunos republicanos reconocieron que la acusación presentó un caso convincente, Trump mantiene un férreo control sobre el partido y es poco probable una condena, que requeriría una mayoría de dos tercios, lo que significa que 17 republicanos deberían sumarse a los 50 demócratas del Senado.

- El futuro de la democracia -

El motín del 6 de enero estalló después de que Trump realizara un multitudinario acto para repetir, sin pruebas y como hizo desde las elecciones del 3 de noviembre, que Biden le robó la reelección.

Siguiendo instrucciones de Trump de marchar hacia el Congreso, donde los legisladores estaban en ese momento certificando la victoria electoral de Biden, la multitud rompió las vallas policiales e ingresó a la sede legislativa.

El caos dejó cinco muertos, incluida una mujer baleada tras irrumpir en el Capitolio y un policía que falleció a manos de la turba.

Las imágenes de video exhibidas por los demócratas estos días mostraron a los manifestantes persiguiendo a los oponentes de Trump en el Congreso, y a políticos importantes, incluido el entonces vicepresidente Mike Pence, teniendo que huir a un lugar seguro.

La defensa enfatizará que Trump no les dijo expresamente a sus fanáticos que cometieran actos violentos, pero Raskin señaló que el mandatario republicano había estado avivando la ira y alentando el extremismo desde el día de las elecciones, e incluso antes.

"Esta insurrección pro-Trump no surgió de la nada", dijo, señalando que es imperativo que el Senado condene a Trump y le prohíba postularse nuevamente para la Casa Blanca en 2024.

"¿Apostarían el futuro de su democracia a eso?", preguntó a los senadores.

Raskin también desestimó las afirmaciones de los abogados de Trump de que el presidente no incitó a los disturbios, sino que simplemente estaba ejerciendo su derecho a la libertad de expresión bajo la Primera Enmienda de la Constitución.

"Nadie puede incitar a un motín", aseguró. "La Primera Enmienda no la protege".

- Apoyo de los republicanos -

Biden dijo que no siguió las audiencias en vivo, pero sí vio la cobertura informativa. "Mi suposición es que algunas opiniones pueden cambiar", dijo Biden en la Oficina Oval.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Biden, concentrado en aprobar un enorme paquete de estímulo económico y luchar contra el covid-19, no tenía la intención de predecir el resultado.

El senador republicano Bill Cassidy reconoció que las imágenes de video son "poderosas", pero dijo que "aún está por verse" cómo influyen al final.

Otros senadores republicanos ya parecen estar decididos a no romper con Trump.

"El voto de 'No culpable' está creciendo", dijo en Twitter el senador republicano Lindsey Graham de Carolina del Sur. "Creo que la mayoría de los republicanos encontraron ofensiva y absurda la presentación" de la acusación demócrata.

El senador republicano Josh Hawley de Misuri se hizo eco del argumento de los defensores de Trump.

"No obtendrán nada más que mi condena por lo que sucedió con esos criminales en el Capitolio el 6 de enero", dijo Hawley a Fox News. "Pero eso no hace que el juicio sea más legítimo de lo que es, que es totalmente ilegítimo, sin base en la Constitución".

bur-cl-sms/ft/ad/gm