Una delegación del Senado español indaga sobre la crisis sociopolítica de Nicaragua

En la imagen, el senador español José María Cazalis Eiguren. EFE/Archivo

Managua, 14 mar (EFE).- Una delegación política del senado español se encuentra de visita en Nicaragua para indagar sobre la crisis sociopolítica que vive este país desde hace casi un año y que ha dejado cientos de muertos, de detenidos y de miles en el exilio, informaron este jueves diversas fuentes.

La delegación, encabezada por el senador Luis Aznar Fernández, del Partido Popular, se reunirá con representantes del Gobierno de Nicaragua, de la oposición y otros sectores, con el fin de revisar el estado de las negociaciones con las que se busca superar la crisis que estalló en abril pasado.

Aznar dijo a periodistas en Managua que están dispuestos a colaborar "en este nuevo contexto", de las negociaciones, "si las partes lo consideran adecuado, sin perjuicio de que la solución deban encontrarla los propios nicaragüenses".

El senador español remarcó, sin embargo, que "el acompañamiento internacional es esencial" en un diálogo.

Los senadores españoles se reunirán con el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, representantes de la Asamblea Nacional, de la oposición, de diferentes partidos políticos, y otros actores sociales.

Los miembros de la denominada Comisión de la Verdad, Justicia y Paz ya recibieron a esa delegación española, integrada, entre otros, por Aznar Fernández, Gonzalo Jesús Robles Orozco, Emilio Álvarez Villazán, José María Cazalis Eiguren, Josep Lluis Cleries González, Ana María Álvarez Pablos, y Rosa Orozco Santiago.

El Gobierno de Daniel Ortega y la oposición extraparlamentaria, sin la presencia de la representación estudiantil, retomaron este jueves las negociaciones que estaban suspendidas tras la decisión del Episcopado de no participar en el proceso.

Las partes acordaron anoche retomar las negociaciones a cambio de la "excarcelación de un núcleo apreciable" de manifestantes presos.

Las partes llegaron a ese acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, según un comunicado oficial.