Del amor al odio hay una urna: la pelea de las tres derechas en Cataluña

Javier Portillo
·Redactor de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Los principales candidatos el 14F de Cs, PP y Vox (Carlos Carrizosa, Alejandro Fernández e Ignacio Garriga) con sus líderes nacionales. (Photo: GTRES/EFE)
Los principales candidatos el 14F de Cs, PP y Vox (Carlos Carrizosa, Alejandro Fernández e Ignacio Garriga) con sus líderes nacionales. (Photo: GTRES/EFE)

Las tres derechas se pesan el próximo 14 de febrero en la báscula catalana. El PP se la juega especialmente, porque está apostando fuerte para comerse la tarta naranja de hace tres años y porque si Vox mejora los resultados de los de Pablo Casado, el líder del PP estará en un aprieto.

La pelea por superar al adversario y salvar los muebles es despiadada y está desquiciando las estrategias con giros de última hora. Atrás quedaron los cantos de amor de Cataluña Suma, una opción que el PP planteó en la mesa a Cs, pero que no suscitó acuerdo, como recuerda el diputado popular en el Parlament Juan Millán.

“El PP lo planteó desde hace tiempo. De hecho, es un tema que surgió hace años, en pleno procés, y fue el propio Cs quien no quiso por aquello de que la suma no daba yendo juntos”, cuenta Millán. El caso es que ahora Cs asiste con pavor al reparto que tanto el PP como el PSC están haciendo del granero de votos que le procuró 36 escaños en 2017.

Los populares, según las fuentes consultadas, valoran muy bien a su candidato, Alejandro Fernández, pero la irrupción de Vox con igual o más fuerza dejaría noqueado al jefe de Génova 13, incapaz de librarse de la sombra de Santiago Abascal. Por eso, las esperanzas del PP están puestas en aprovechar al máximo la pérdida de apoyos del partido de Inés Arrimadas que barruntan algunos sondeos que los propios naranjas ponen cuarentena.

Lo cierto es que solo la ultraderecha llega con cierto optimismo a la cita con las urnas, cuyo resultado abrirá un nuevo tiempo en la política catalana y en la del resto de España. La legislatura de coalición de Pedro Sánchez ha pivotado hasta ahora sobre el apoyo de ERC y una nueva correlación de fuerzas en Catalu&...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.